Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Duque promete que no habrá impunidad, pero la calle sigue encendida

En un acto de reconciliación, la Alcaldesa dijo que lo ocurrido en Bogotá el 9 y 10 de septiembre es lo más grave desde la toma del Palacio de Justicia. Atribuyen al ELN y a las disidencias de las FARC los ataques a los CAIs.

“Le hemos pedido a la Defensoría que nos acompañe en este proceso de modernización de los servicios de vigilancia y protección al ciudadano”, dijo Duque tras una reunión con el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

El presidente Iván Duque anunció que la Defensoría del Pueblo acompañará el proceso de transformación y modernización de la Policía Nacional, que se inició hace más de diez meses con la puesta en marcha de la Política de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

“Le hemos pedido a la Defensoría que nos acompañe con su voz independiente en este proceso de transformación y modernización de los servicios de vigilancia y protección al ciudadano”, explicó tras una reunión con el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Duque reiteró que la implementación de dicha política comenzó este año. Sin embargo, reconoció que “hemos tenido algunas demoras en el marco de la pandemia”, pero recalcó que las medidas están en acción.

Ayer se presentaron nuevas protestas “por la represión y el abuso policial de los últimos días en Bogotá”, según gritaban algunos manifestantes.

Lea también: ¿Es suficiente el plan del Gobierno para reactivar la economía y evitar un estallido social?

Las protestas llegan en un mal momento para la alicaída economía. De hecho, el gremio de los comerciantes calificó las marchas y actos vandálicos como un retroceso para el proceso de reactivación tras la parálisis generada por las cuarentenas.

Según Fenalco, las pérdidas, aunque aún no están cuantificadas, son millonarias. “Este momento que estamos viviendo nos invita a trabajar de manera articulada para recomponer el tejido empresarial y el empleo, por eso hacemos un llamado al respeto, al civismo y a la sana convivencia”, dijo el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal.

Vea también: Reactivación de la economía no se refleja en las cifras de empleo

Por otro lado, en horas de la mañana, la Alcaldesa Claudia López convocó a un acto de Perdón y Reconciliación, en la Plaza de Bolívar.

“Lo ocurrido el 9 y 10 de septiembre es lo más grave que ha ocurrido en Bogotá desde la toma del Palacio de Justicia”, reiteró la funcionaria al recordar que el 9 y 10 de septiembre fueron asesinados 10 ciudadanos y resultaron heridos por armas de fuego 75 personas.

“No estamos dando la espalda a la Policía Nacional, pero sí pedimos una reforma para que su actuar, por parte de cada uno de sus integrantes, esté siempre ajustado a los derechos y al servicio ciudadano”, señaló.

Además: Ministro de Defensa pide perdón por abusos de la policía

Por su parte, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, dijo que detrás de los ataques y vandalismo contra los CAI de Bogotá están cabecillas del ELN y de las disidencias de las Farc. Agregó que esos grupos ilegales buscan desestabilizar la seguridad de la capital colombiana atacando a los barrios y señaló que es necesaria la protección de las autoridades en todas las zonas de la ciudad.

«Responsabilizamos al ELN, concretamente al miembro del comando central ‘Ariel’, quien es la persona que maneja el frente urbano de esa guerrilla. Responsabilizamos a los jefes de las disidencias ‘Gentil Duarte’ e Iván Márquez», concluyó.

Artículos Relacionados