Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Carrasquilla destapó las cartas de la reforma tributaria que pisará callos

Aunque el presidente Iván Duque dijo que no habrá IVA adicional para productos como café, sal, chocolate y azúcar, el objetivo de la tributaria es recaudar $26,1 billones.

“Tenemos $30 billones en caja en este momento que nos alcanzan para unas seis o siete semanas, y las necesidades son de $20 billones al mes para pagar salarios de los funcionarios, los compromisos de inversión, gastos en salud e infraestructura, lo que nos obliga a estar constantemente en el mercado buscando recursos», advirtió el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en un foro virtual organizado por ANIF al describir la difícil situación de las finanzas públicas.

Con un déficit que este año rondará el 8,6% del PIB, lo que equivale a casi $95 billones, y $20 billones más para la amortización de la deuda pública, lo que aumenta a $110 billones las necesidades de financiamiento, Carrasquilla señaló que es imperioso aprobar una nueva reforma tributaria, aunque el Gobierno la venderá con el nombre de Ley de Solidaridad Sostenible.

De ser aprobada, el Gobierno se compromete a convertir en permanente el programa Ingreso Solidario, que se destina a los hogares que se encuentran en situación de pobreza o pobreza extrema.

El subsidio se entregaría a dos grupos. En el grupo A (pobreza extrema) las transferencias llegarían a 1,3 millones de hogares y los montos irían de los $95.239 a los $571.435 dependiendo del número de personas en el hogar.

En el grupo B (pobreza) llegaría a 3,4 millones de familias, con montos desde los $80.000 hasta los $360.862. La focalización de los hogares se haría a través del Sisbén 4.

Tal como ya lo ha dicho el presidente Iván Duque, la aprobación de la reforma tributaria le permitiría financiar otros programas sociales como Generación E, extender el subsidio a la nómina y pagar las cotizaciones de seguridad social para jóvenes en su primer empleo, personas en situación de discapacidad, aprendices del Sena, mujeres mayores de 40 años en situación de desempleo y adultos mayores no pensionados.

Con el ‘fuego amigo’ (el propio partido de Gobierno y hasta Cambio Radical) y ‘enemigo’ (la oposición) lloviendo sobre la reforma, el Gobierno tendrá el desafío de lograr su aprobación con el fin de recaudar $26,1 billones, lo que equivale a 2,2 puntos del PIB.

Por ello, a pesar del anuncio de Duque, de no imponer un IVA adicional a productos como café, sal, chocolate y azúcar (“los que tengan IVA cero se mantendrán tal como están y los que están en IVA del 5% se mantendrán igual»), la reforma sí pisará callos:

El IVA

Tal como ya lo ha señalado antes, Carrasquilla dijo que las exenciones a este tributo indirecto le cuestan al país $51 billones y que, además, estas benefician a las personas más ricas.

Por ello, la reforma propone eliminar la categoría de bienes exentos, excepto para los bienes de exportación. Tampoco se gravarán alimentos adicionales a los que hoy ya están gravados, ni sus cadenas de producción, con el objetivo de proteger el consumo de los hogares más vulnerables.

«Hoy recaudamos 39% del potencial del IVA, con la propuesta llegaríamos a 46%, esa es la tal expansión de la base. En los demás países de la Ocde ese número llega a 56%. Cuando empiece el debate, guardemos en el disco duro esta cifra».

Para compensar su carácter regresivo, la reforma ampliará la devolución del IVA para los hogares más vulnerables y llegando al 40% de la población, es decir, 4,7 millones de hogares, con una transferencia de $45.000 mensuales por hogar, lo que tendría un costo fiscal de 1,5 billones.

El Impuesto de Renta

Hoy el recaudo del Impuesto de Renta equivale al 6,2% del PIB, pero el 5% es aportado por las empresas y el 1,2% por las personas naturales, lo que equivale al 80% y 20%, respectivamente. En los países de la Ocde la situación es inversa.

Por ello, la reforma propone ampliar la base gravable de personas naturales, ya que solo el 4% pagan el imporrenta y el objetivo es llevar esa cifra al 12%.

También se sustituirían las rentas exentas por una única renta exenta automática, un 25% automático y sin más artificios que se puedan manipular.

En cuanto al impuesto al patrimonio, sería de carácter temporal por dos años y que sea deducible del impuesto de renta. Por su parte, aumentaría la tarifa del impuesto a los dividendos de 10% a 15%.

La reforma también propone un impuesto solidario para ingresos mensuales superiores a $10 millones entre julio y diciembre de 2021, que será descontable del impuesto de renta de los periodos gravables 2021 y 2022.

En cuanto al impuesto de renta a las empresas, la reforma propone establecer un esquema de tarifas marginales a partir de una utilidad de $500 millones, empezando con una tarifa de 24% para empresas pequeñas y la tarifa máxima será de 31% en 2021 y de 30% a partir de 2023.

También se eliminarían las rentas exentas, deducciones, descuentos tributarios y tarifas preferenciales a partir de 2023, aunque respetando los derechos adquiridos.

Carrasquilla dijo que se mantendría el descuento de IVA a los bienes de capital y el descuento de 50% del impuesto del ICA, aunque sería suspendido el descuento de 100% en 2022.

Las pensiones superiores a los $7 millones estarían sujetas al impuesto de renta.

Le puede interesar: Chocolate, café y otros “alimentos no básicos” tendrían IVA del 19 %, si aprueban la tributaria

Artículos Relacionados