Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Estas son las maromas de los consumidores para hacer rendir más el dinero

Durante el primer semestre del año, primaron los ‘carritos’ de compra con más de diez productos, aunque el promedio del ticket de compra bajó 10% entre marzo ($80.900) y junio ($70.500).

Foto: Pexels

Aunque la inflación se encuentra en niveles históricos bajos (en julio fue 0% y en el año completo 1,12%), el 69% de los hogares encuestados aseguró en una encuesta que “los precios de los productos y servicios se incrementaron en los últimos meses”, y que ahora van menos veces a adquirir productos y cuando lo hacen intentan llevar más cantidad, pero no siempre de mayores contenidos para hacer rendir el dinero.

Según el Consumer Insights de la división de consumo masivo de Kantar, el 36% de los hogares encuestados declaró que al menos un integrante de la familia perdió su empleo, una cifra que en los estratos socioeconómicos 1 y 2 aumenta al 40%.

Vea también: En julio la inflación fue del 0% y en lo corrido del año 1,12%

“Un 49% indicó que recortó los gastos que realizaba en actividades de entretenimiento; se destacan familias pequeñas de una y dos personas, principalmente de Bogotá y de los estratos 3 en adelante”, dijo Juan Caro, vocero de la firma.

La investigación revela que los primeros seis meses del año se caracterizaron por tener un promedio de desembolso por compra mayor que, a su vez, aumentó el volumen por cada unidad adquirida.

Las cifras generales muestran que hubo un crecimiento en valor de la canasta de consumo masivo de +6,4% comparado al mismo período del año anterior. El volumen se estableció en +4,9% sin embargo las unidades compradas decrecieron el 2%; el precio medio por unidad es de +8,2%; la frecuencia de compra cayó 9,5%; y el desembolso por compra creció +15%.

Al analizar la tendencia del gasto mensual de la canasta de consumo masivo, febrero cerró con $2,69 billones; marzo alcanzó el pico del gasto de $3,05 billones, en gran medida por la realización de compras de pánico que generaron aumento de los ‘tickets’; y en abril bajó a $2,68 billones, ya que los compradores se habían abastecido el mes anterior.

Sin embargo, esta tendencia no se mantuvo en el tiempo y en mayo y junio esos niveles de gasto cayeron alrededor del 13% frente al pico de gasto de marzo.

A pesar de no mantenerse el pico de gasto de marzo, los hogares siguen desembolsando 14% más versus el último mes del año anterior. Los ‘carritos’ de compra con más de diez productos de la canasta priman, sin embargo, el promedio del ticket de compra de despensa bajó 10% al revisar de marzo ($80.900) a junio ($70.500).

A pesar de las reaperturas y las nuevas dinámicas sociales, los hogares no cambiaron la cantidad promedio de canales en los que realizan sus compras.

“Los minimercados y los canales de descuento están jugando un rol de conveniencia y proximidad donde no necesariamente se hacen compras de reposición, sino que están apostando a la despensa con desembolsos que se ajusten a llevar más de 10 productos cada vez que se compra la canasta”, explicó Caro.

Sin embargo, los hábitos de compra se ven reflejados en el aumento de la penetración de algunos canales de compra en comparación con el primer semestre de 2019: comercio electrónico creció 192%, compras telefónicas 179%, hiperbodegas 44%, canales de descuento 33%, droguerías 13%, supermercados regionales 11%, grandes cadenas 4% y minimercados 3%.

Comercio electrónico y domicilios crecen

Los hogares empezaron a comprar más categorías en los canales de e-commerce y pedidos telefónicos.

De hecho, el 10,7% de los hogares hicieron compras de la canasta de consumo masivo a través del comercio electrónico en el primer semestre, lo que sugiere aún una oportunidad para alcanzar más hogares compradores ya que aún hay una oportunidad de llegar a 89 de cada 100 hogares que aún no prueban el canal ecommerce.

En cuanto a las adquisiciones hechas vía telefónica, 24,4% de los hogares lo hicieron, donde la media es que cada hogar realiza una adquisición cada 23 días. El monto total de las compras ascendió a 319 mil millones de pesos por medio de esta modalidad de venta.

“Al contrario a lo que sucedió en Europa, las marcas propias en Colombia han tomado un rol más relevante en la canasta. Las marcas propias después del pico presentado en marzo y de la caída natural en abril, logran mantenerse durante los últimos dos meses”, concluyó el vocero.

Artículos Relacionados