Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Más de 2.000 niños de siete departamentos se beneficiarán de 11.500 desayunos para luchar contra el hambre

Cerca de 811 millones de personas padecen hambre en el mundo y 132 millones enfrentan inseguridad alimentaria y nutricional hoy debido a la pandemia de COVID-19, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

811 millones de personas padecen hambre en el mundo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y 132 millones enfrentan inseguridad alimentaria y nutricional debido a la pandemia de COVID-19.

El organismo de la ONU resaltó que cerca de 2.000 millones de personas tienen deficiencias de micronutrientes, es decir, carecen de suficientes vitaminas y minerales; y millones de niños padecen retraso del crecimiento y emaciación, formas mortales de desnutrición.

Ante este flagelo, la conmemoración del Día Mundial de la Alimentación toma mayor relevancia, al buscar que se genere una consciencia colectiva sobre la problemática de seguridad alimentaria que padecen millones de personas a diario, la reducción del desperdicio de comida y la movilización de diferentes sectores sociales en torno a la lucha contra el hambre.

En Colombia, la compañía Kellogg y la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Ábaco) beneficiarán a 2.300 niños de La Guajira, Cundinamarca, Antioquia, Valle del Cauca, Risaralda, Meta y Tolima, con la entrega de 11.500 desayunos para contribuir al mejoramiento de su aprendizaje en el regreso a clases y aportar el 20% de las recomendaciones diarias de energía y nutrientes.

“Gracias al trabajo conjunto con aliados sociales, implementamos programas de alimentación infantil que buscan luchar contra el hambre en Colombia, y así avanzar en nuestro compromiso de alimentar a 375 millones de personas a nivel global para 2030”, dijo Alejandro Ortega, Gerente General de la Región Pacífico de Kellogg.

De hecho, ante la crisis generada por la COVID-19 y para satisfacer el aumento de la demanda, Ábaco y Kellogg ampliaron la capacidad de su operación al llegar a 3 millones de personas y registrar un aumento del 391% en número de beneficiados respecto a 2020. Este resultado se alcanzó gracias a donaciones en efectivo realizadas por aliados sociales y la compañía.

“Por más de una década, a través de nuestro programa ‘Mejores Días’, hemos enfocado nuestros esfuerzos en combatir la desnutrición infantil, cuidar el medio ambiente e impulsar el bienestar y la inclusión”, agregó Ortega.

Artículos Relacionados