Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


En su peor momento por contagios y muertes, Barranquilla toma fuertes medidas

Con casi 17 mil personas contagiadas, Barranquilla ingresa en una espiral crítica. Se cierra comercio no esencial y se impone Ley Seca.

Twitter @jaimepumarejo

Cierre de comercio no esencial y Ley seca y otras medidas de contención, fueron anunciadas por el alcalde de Barranquilla Jaime Pumarejo en atención a la veloz expansión del Covid-19.

Con 16.871 personas contagiadas por Covid-19, la situación de Barranquilla es crítica. Mientras el departamento de Atlántico sumó 298 nuevos contagios, su capital agregó el 23 de junio 342 casos positivos, entre ellos 72 profesionales de la salud.

Es un momento crucial, dijo Pumarejo, en una reunión entre el Ministro de Salud, Fernando Ruiz y la gobernadora Elsa Noguera.

Por ‘comercio no esencial’, el mandatario hizo referencia a todo aquel comercio diferente a mercados, farmacias, bancos y notarias. Los demás deberán estar cerrados del miércoles 24 hasta el lunes 29 de junio.

Es de recordar que hace unos días se decretó la Alerta Naranja en toda la ciudad. Esto derivó en la intervención del sistema de salud para garantizar los servicios hospitalarios y asignar correctamente las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Pero, en contra de todos los pronósticos, la indisciplina social está en auge. Fiestas clandestinas y encuentros masivos han puesto en alerta a la población ante el inminente riesgo de contagio.

Por ello, además de dar la orden de cerrar el comercio no esencial, Barranquilla mantiene el toque de queda de martes a viernes, entre las 8 de la noche y las 5 de la madrugada.

Además, se amplió la medida de Ley Seca desde el martes 23 de junio al lunes 29 de junio, mientras que para compras esenciales siguen en pie la medida de pico y cédula.

«Nos acercamos al momento más crucial, estamos llegando a un incremento de casos, el pico ocurrirá en las próximas semanas y si no bajamos la tasa de contagios, la capacidad hospitalaria no alcanzaría», dijo el alcalde.

Además de imponer un patrullaje con la fuerza pública, en la cual fueron llevadas 400 personas a la UCJ y se impusieron 300 comparendos el fin de semana, el alcalde dijo que “no es momento de celebrar” e invitó a las tiendas especializadas, de ropa, calzado y tecnología a seguir vendiendo pero solo a través de plataformas digitales».

Es que a raíz de la desobediencia civil, con fiestas masivas y reuniones sociales desbordadas, Barranquilla ha sido el foco mediático en Colombia, especialmente por la cantidad de personas consumiendo licor, participando en riñas, fomentando el desorden público y la violencia intrafamiliar.

«Veníamos implementando ley seca los fines de semana, pero desde hoy nos estamos adhiriendo a la medida que tomó la Gobernación del Atlántico de restringir la venta y consumo de licor entre semana también. Solo se podrá comprar licor de 5:00 a 9:00 a.m.», recalcó el mandatario.

MINISTERIO INTERVIENE

“Esto nos lleva a la conclusión de que efectivamente hay que ponerle un freno a los casos y que trabajemos en el autocuidado”, indicó el ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez.

 El funcionario piensa aplicar la misma fórmula que recibieron ciudades como Leticia, Tumaco o Cartagena, en las cuales intervinieron los barrios con el mayor brote y se realizaron acuerdos con las EPS para realizar muestreos masivos, aislamiento de pacientes y elevación de la capacidad de atención.

En alusión a esos casos, el ministro dijo que aún no es tiempo para cantar victoria, sin embargo, “se han podido reducir los casos de manera importante en estas tres ciudades”, precisión.

Dijo que Cartagena de Indias y Leticia, capital de Amazonas, tienen ya un 33% de los afectados ya recuperados. “Por eso, Barranquilla tiene que hacer lo mismo: Cercar los barrios y emprender acciones que inviten a la disciplina social”, enfatizó.

En este sentido, el Ministerio entregó 49 nuevos ventiladores que, en opinión del ministro: “permitirán expandir la capacidad de atención y esperamos que con estos, y otros equipos que estarán llegando este y el próximo mes, se pueda atender la situación».

PROCURADURÍA LLAMA AL CUMPLIMIENTO

Mientras tanto, la Procuraduría General de la Nación le pidió al alcalde de la ciudad “enviar constancia sobre el cumplimiento de las directrices trazadas por el Gobierno Nacional para el ‘Manejo, traslado y disposición final de cadáveres’ por Covid-19”, según reportó El Nuevo Siglo.

En la misiva, el ente de control el recordó al alcalde de Barranquilla que tales directivas fueron expedidas por el Ministerio de Salud y Protección Social en abril pasado con destino a todos los alcaldes Distritales y Municipales.

Pues –para el caso específico- de ‘Curramba’, el Procurador dice que es de conocimiento público el incremento de los casos positivos de Covid-19 en el departamento y en el distrito de Barranquilla en los últimos dos meses, y “según las cifras del Ministerio de Salud al día 12 de junio, Barranquilla era la segunda ciudad en el país en número de contagios y en número de fallecidos; estas informaciones generan preocupación en la ciudadanía y en la Procuraduría General de la Nación”.

En la información, se pide al alcalde Pumarejo Heins que constate el cumplimiento de directrices, orientaciones, normas y demás aspectos referentes al control y prevención, especialmente al manejo de cadáveres a causa del virus.

Artículos Relacionados