Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Cada colombiano debe $13,4 millones y la cifra sigue aumentando por hueco fiscal

Entre 1996 y 2021 la deuda pública por habitante pasó de $3,2 millones a $13,4 millones. Sin ajuste, llegará al 69% del PIB en 2025 y el país perdería el grado de inversión.

Foto: FreePik

Aunque todas las miradas recaen con razón en la pandemia, que el año pasado generó la peor recesión en la historia del país (-6,8%), los expertos coinciden en que el país tiene un problema estructural en sus finanzas públicas, ya que el gasto es superior a los ingresos tributarios.

De hecho, se trata de un problema que comenzó hace tres décadas y que la pandemia agravó, por cuenta de la recesión y la caída en el recaudo de los impuestos.

Por ejemplo, en cuando a la deuda externa, el Banco de la República reveló que a enero la cifra total llegó a USD$156.834 millones, lo que equivale al 51,8% de los bienes y servicios que los colombianos producimos en un año (PIB).

En plata blanca, aunque suene exagerado, la deuda externa total equivale a que cada uno de los 50 millones de colombianos debe US$ 3,1 millones.

Sin embargo, la cifra total hay que discriminarla entre la deuda externa del sector público y la del sector privado. La primera ascendía a US$ 92.154 millones en enero, mientras que la privada llegó a US$ 66.681 millones.

Pero esa es solo una parte de la historia ya que en las últimas décadas los Gobiernos cambiaron la composición de la deuda pública y un porcentaje importante se considera interna, aunque allí participen los extranjeros que se han convertido en actores claves de ese mercado.

Al tener en cuenta la deuda total, resulta que, según cálculos de Corficolombiana, la deuda pública por habitante pasó de $3,2 millones en 1996 a $13,4 millones en 2021.

“Sin una senda de ajuste fiscal, es decir, si no tenemos un plan, la deuda llegará al 69% del PIB en 2025 y el país perderá el grado de inversión”, explicó José Ignacio López, gerente de investigaciones de esa firma, en un reciente evento de Anif.

Aunque la evidencia no es concluyente, López sostiene que si el país pierde el grado de inversión las tasas de interés de la deuda colombiana podrían aumentar 200 puntos básicos, es decir, un 2%.

“Eso implicaría que en solo intereses, el año entrante pagaríamos unos $6 billones adicionales y la suma seguiría aumentando año tras año”, agregó.

Según el Ministerio de Hacienda, el año pasado el déficit fiscal llegó a $78 billones, lo que equivale al 7,8% del PIB, y con el servicio de la deuda (intereses y capital), la suma superó los $90 billones.

Para 2021, la proyecciones de esa cartera indican que el déficit fiscal aumentará a $95 billones y al sumar el servicio de la deuda (amortizaciones de la deuda interna y externa), la cifra superará los $110 billones (necesidades de financiamiento).

“Tenemos $30 billones en caja en este momento que nos alcanzan para unas seis o siete semanas, y las necesidades son de $20 billones al mes para pagar salarios de los funcionarios, los compromisos de inversión, gastos en salud e infraestructura, lo que nos obliga a estar constantemente en el mercado buscando recursos”, advirtió Carrasquilla.

Con un déficit que este año rondará el 8,6% del PIB, lo que equivale a casi $95 billones, y $20 billones más para la amortización de la deuda pública, lo que aumenta a $110 billones las necesidades de financiamiento, Carrasquilla señaló que es imperioso aprobar una nueva reforma tributaria, aunque el Gobierno la venderá con el nombre de Ley de Solidaridad Sostenible.

Le puede interesar: Nadie le jala a la tributaria. Andi propone contrarreforma y congresista pide sobretasa a los bancos

 

Artículos Relacionados