Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Formación técnica laboral, incrementó en un 33% durante la pandemia

Según el Laboratorio de Economía de la Educación, LEE, de la Universidad Javeriana, mientras que por la pandemia la matrícula de pregrados en Instituciones de Educación Superior (IES) privadas cayó 23% en el segundo semestre de 2020, con respecto al mismo semestre de 2019; por su parte, al analizar la matrícula a primer curso en instituciones públicas de formación Técnica y Tecnológica, esta creció 33% en el mismo periodo analizado, respecto a 2019.

La formación técnica laboral es clave para erradicar los índices de pobreza en nuestro país, pues según la experta Claudia Milena Manjarrez, directora ejecutiva de la Corporación CICCE, los resultados obtenidos de quienes han iniciados procesos en este tipo de educación han sido exitosos y han transformado la vida no sólo de ellos, sino de sus familiares, pues varían los ingresos base de los hogares, mejorando la calidad de vida de ellos.

El estado debería priorizar los programas Técnicos Laborales, pues los egresados son trabajadores que ocupan el 70% de las plazas que requieren la mayoría de empresas, y el 30% o menos, son requeridos con perfil universitario para ocupar los cargos directivos, gerenciales y estratégicos.

Los técnicos laborales son el comienzo ideal para cualquier joven incluso personas mayores que no tuvieron oportunidad de estudiar, pueden iniciar a partir de noveno grado de bachillerato y si son entidades educativas con programas acreditados en sistemas de calidad y avalados ante el Ministerio de educación, pueden continuar con estudios de educación universitaria, habiendo adelantado algunos  créditos y/ o semestres de acuerdo al programa. Considero que esto obedece a un tema de romper paradigmas como sociedad desde la institucionalidad, en el que pareciera el único esquema válido en la sociedad colombiana es el universitario, siendo que son programas que se complementan entre sí«, expresó Claudia Milena Manjarrez, directora ejecutiva de CICCE.

Algunos puntos a tener en cuenta, por lo cual se considera que la formación Técnica Laboral es una solución a la realidad laboral y económica del país y un eje transformador de la condición de vulnerabilidad de muchas poblaciones son: 

1. La realidad empresarial en nuestro país refleja una necesidad latente en la contratación de personal con formación técnica, ya que en las plantas industriales se requiere un mayor número de personal técnico frente al personal profesional en una proporción aproximada de dos (2) profesionales por cada diez (10) técnicos (Fuente: Observatorio laboral para la educación).

2. En los países como Alemania, Estados Unidos e Inglaterra se da prioridad en la cualificación a los trabajadores de la base que son los encargados del trabajo operativo y táctico en las organizaciones. La estadística muestra que se forman 6 técnicos por 1 profesional, situación contraria a lo que pasa en Colombia que se forman 6 profesionales por cada técnico (observatorio de la universidad colombiana). Lo que significa que  en Colombia se necesita un gran número de técnicos para cubrir la necesidad del sector empresarial por esta razón estudiar un programa técnico laboral es la mejor opción.

3. Los programas técnicos laborales tienen una corta duración, dependiendo de la intensidad horaria, pueden tener una duración de 7 meses, entonces la relación costo beneficio es bastante efectiva, en la medida que tienen la posibilidad de capacitarse, cualificarse y encontrar un empleo mejor remunerado con una inversión no tan alta.

4. Los programas técnicos laborales se concentran en el aprendizaje mediante «el hacer» de habilidades y destrezas indispensables para desempeñar una labor en una empresa, se cualifica para enfrentarse rápidamente a la realidad laboral o propio emprendimiento.

5. Los estudiantes de un programa técnico laboral que estudien en una institución acreditada tienen la posibilidad de tener contratos de aprendizaje, donde se vinculan con empresas para realizar prácticas laborales remuneradas en su campo de estudio, estas prácticas son de mínimo seis meses hasta los dos años que podría durar su programa académico, en este periodo de tiempo los estudiantes tienen acompañamiento de la institución, consejería, capacitación para superar situaciones como presentarse a las entrevistas y a las pruebas de los diferentes procesos de selección, preparar su hoja de vida, fortalecer competencias claves y transversales que la empresa requiera en su quehacer diario, aunado a que pueden contar con afiliaciones a seguridad social, remuneración económica y lo más importante es que suman experiencia laboral que facilita enormemente su vinculación a un empleo formal una vez cumplido todos los requisitos para graduarse como Técnicos Laborales en el área de su preferencia.

Falta un mayor apoyo del Gobierno Nacional a los programas Técnicos Laborales, son una solución a la realidad laboral y económica del país, mejor relación costo-beneficio para quienes los realizan y para las empresas es una solución contratar personal cualificado, con experiencia práctica y concreta en el sector. Desde la institucionalidad se debe incentivar y promover, ayudar a romper los paradigmas sociales, pues como ocurre en otros países de primer mundo,  es un orgullo ser Técnico Laboral, es inteligente iniciar con un Técnico Laboral, pues en las empresas todos los trabajadores son profesionales, algunos son profesionales universitarios y otros son, profesionales integrales, como lo son los egresados de los programas técnicos laborales, quienes en su mayoría ocupan cargos asistenciales, auxiliares y de coordinación el mayor porcentaje de la torta o pirámide laboral», finalizó Claudia Milena Manjarrez. 

Artículos Relacionados