Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


El 62% de los empleados trabajarían por lo menos tres días a la semana de manera remota

Según estudio la comunicación continúa, la creación, el empoderamiento y la confianza son algunos de los factores clave para construir una cultura híbrida en las organizaciones.

Publicado: agosto 15, 2022, 4:49 pm

 Con el retorno de las organizaciones a las oficinas, los modelos de trabajo híbridos y flexibles se han popularizado entre las organizaciones, redefiniendo la relación entre los colaboradores y las organizaciones. Teniendo en cuenta esto, Michael Page, Great Place To Work ® y Glüky Group comparten la novena edición de “The Work Book”, el cual presenta las nuevas perspectivas que han surgido sobre la construcción de una fuerza laboral híbrida exitosa y una cultura remota, donde la productividad y el bienestar sean la prioridad.

“Los modelos de trabajo que combinan la presencialidad y el trabajo virtual, así como los horarios flexibles y la atención de tareas desde cualquier lugar del mundo, están tomando una gran fuerza en el mercado laboral; esto como resultado de los procesos de transformación y resiliencia de viven actualmente las organizaciones. Por ello, con este estudio queremos apostarle a brindar herramientas de valor que permitan a las compañías adoptar y gestionar estas nuevas formas de trabajo y cumplir con sus objetivos organizacionales”, afirma Beltrán Benjumea, Managing director PageGroup Colombia

Cultura híbrida en las organizaciones

El paso al modelo híbrido trae consigo grandes desafíos para las organizaciones, ya que es necesario que las áreas de talento humano pongan en marcha planes y políticas que tengan en cuenta las necesidades de los colaboradores y lo mejor para las estrategias corporativas. De acuerdo con el informe de “The Work Book”, el 62% de los colaboradores trabajarían tres días a la semana o más de manera remota. Asimismo, el 91% de las mujeres encuestadas afirmaron querer trabajar al menos un día a la semana de manera remota.

En ese sentido, las estrategias de bienestar y motivación de los colaboradores han cobrado mayor relevancia, así lo afirma un estudio reciente de Microsoft, al identificar que para el 74% de los colaboradores en Colombia la salud y el bienestar han cobrado mayor relevancia en comparación con el trabajo. Para Michael Bush, director ejecutivo de Great Place to Work®, “Si pienso en el futuro híbrido, no pienso en espacios físicos, pienso realmente en cuidar a las personas y darles la flexibilidad que necesitan para tener una gran sensación de bienestar”.

Teniendo en cuenta lo anterior, desde el estudio se identificaron cinco claves para lograr construir una cultura híbrida exitosa:

  • Confianza en los trabajadores. Un ambiente de confianza brinda a los colaboradores bienestar y motivación. Las compañías que han implementado con éxito modelos híbridos han pasado de un liderazgo de control a un estilo que confía en la autonomía de sus trabajadores.
  • Comunicación y escucha continúa con los colaboradores Uno de los principales desafíos del trabajo remoto o híbrido es mantener una comunicación asertiva, pues muchos de los colaboradores sienten que no son valorados o escuchados por sus iguales y jefes. Por ello, es necesario implementar comunicaciones bidireccionales efectivas, transparentes y abiertas para entender las necesidades de cada una de las personas. No obstante, la virtualidad ha traído consigo la ventaja de comunicarse con quienes se encuentran en diferentes lugares y zonas horarias.
  • Cocreación y empoderamiento. Según Slack, el 75% de los directivos quieren trabajar en la oficina frente a un 34% de los cargos no directivos, lo que evidencia que los altos mandos aún no están dispuestos a ver los beneficios de esta modalidad. En ese sentido, las organizaciones deben estar abiertas a cocrear con los colaboradores una nueva cultura de trabajo, en la que cuenten herramientas para empoderarse y tener autonomía. Allí, la flexibilidad entra a jugar un papel esencial para lograr un balance entre las vidas personales para aumentar el bienestar y compromiso con la organización.
  • Equidad entre colaboradores remotos y presenciales. Poder analizar qué modalidad de trabajo le beneficia a cada colaborador según sus funciones y su bienestar, contribuye que se cuente con los mejores equipos de trabajo y se alcancen los objetivos deseados. Además, es vital que los líderes garanticen a todos los colaboradores la posibilidad de participar en proyectos y acceder a promociones, para ninguno sienta desventaja alguna por la modalidad de trabajo.
  • Intenciones claras con los colaboradores. Para lograr un trabajo híbrido exitoso es necesario que los líderes brinden claridad y coherencia sobre el rumbo al que le apunta la organización. Así, las personas tienen la posibilidad de identificar donde pueden ubicarse mejor, lo que afecta positivamente la productividad y el compromiso.

La construcción de una cultura híbrida de trabajo es más que establecer unas horas y ubicación, se requiere de una combinación de sistemas, comportamientos y valores transversales entre los equipos presenciales y remotos. “Para tener éxito, un lugar de trabajo híbrido debe considerar igualmente las necesidades de los colaboradores presenciales y los remotos, para poder establecer acuerdos y estrategias que beneficien a todos”, asegura Tarcila Shinno, CEO en RemoteLAB & Remote Academy.

El papel del talento humano

Hay que resaltar que la transformación a estos nuevos modelos de trabajo debe iniciar desde los empleadores, quienes deben cerciorarse de contar con la infraestructura necesaria y un personal con buenas habilidades de gestión y aprendizaje. Las empresas deben encargarse de formar a los empleados en el uso de nuevas herramientas, lo que les permitirá ser más eficientes y efectivos en las tareas del día a día. Adicionalmente, es relevante promover el trabajo en equipo, pues todos deben tener en cuenta el mismo hilo conductor y coordinarse para ejecutar las tareas de la manera coordinada, garantizando que los demás puedan cumplir sus funciones.

El trabajo híbrido trae consigo ventajas y desafíos para todos los miembros de la organización, según Glüky Group, uno de los beneficios más relevantes es crear un mejor balance entre la carga laboral y la vida personal de los colaboradores. Asimismo, la virtualidad brinda la posibilidad de atraer nuevos talentos que no se encuentren ubicados en el mismo espacio geográfico, pero que aportan nuevos saberes y diversidad. De acuerdo Con Michael Page, en Colombia el 44% de los colaboradores trabajan remotamente atendiendo otros mercados.

Por otro lado, el clima laboral puede ser un desafío importante debido a fallas de comunicación y alteraciones en los horarios de trabajo concertados. “En Glüky creemos que, si se saben sobrellevar estos desafíos, quizá el modelo híbrido sea una buena posibilidad para el alto crecimiento de nuestras empresas y el desarrollo de buenos empleados”, indica Juan José Mesa, CEO y fundador de Glüky Group.

Nómadas digitales: trabajar viajando

Uno de los beneficios que permite el modelo híbrido, es la posibilidad de realizar desplazamientos alrededor del mundo sin interrumpir el trabajo. La apertura de algunas organizaciones a modelos de trabajo distintos a los presenciales ha generado los llamados nómadas digitales. Según, Michael Page el 57.6% de las organizaciones encuestadas poseen personal trabajando en un país distinto al de su casa matriz. Además, el 57,6% de estas consideran que trabajar desde otro lugar del mundo rara vez reduce la productividad de los empleados.

Sin embargo, la flexibilidad también dependerá del sector donde se opere, de acuerdo con el estudio, los sectores con mayor disposición para el trabajo remoto son la Banca y sector financiero (62%), marketing (50,1%) y Tecnología (50%). Mientras que sectores como el químico, textil y de empaques son los menos dispuestos, con porcentajes por debajo del 1%.

Además, se estima que el 34% de las barreras para aceptar los nómadas tiene que ver con el paradigma tradicional de la cultura empresarial, donde la productividad está ligada a la presencialidad en un rango de horas establecidas. No obstante, debe existir un cambio de mindset para acceder a nuevos lugares, nuevas personas, formas y culturas que ofrecen herramientas competitivas de talento. En el caso de Colombia, se debe trabajar por realizar regulaciones multilaterales para que el país pueda posicionarse como un centro de trabajo remoto.

Para los líderes empresariales el cambio al trabajo remoto ha justificado la reducción de costos en bienes raíces y ha permitido una búsqueda más amplia de talento fuera de su región. “Una ventaja importante que aporta los nómadas digitales a las empresas es que muestra un mayor índice de satisfacción laboral que otros trabajadores. Además, si las empresas desean mantener su competitividad, necesitan diseñar estructuras y políticas que sustenten los nuevos modelos de trabajo y garanticen las necesidades de todos los colaboradores”, comenta Eliana López, Executive Manager de Michael Page.

Artículos Relacionados