Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Opinión: La Salud en Colombia: más allá del Covid 19

Si bien la pandemia tomó por sorpresa a todos los sectores, el sistema de salud colombiano ha logrado responder de manera eficaz y pertinente a los desafíos planteados durante esta crisis, explica el presidente de la EPS Famisanar en esta columna de opinión.

Por Elías Botero Mejía

Desde que el Gobierno Nacional fijó los nuevos parámetros para que las entidades del sector salud realizaran las pruebas de Covid-19 en el país, el gremio de las EPS pusimos en marcha una serie de estrategias con el fin de acatar todas las especificaciones hechas por el Ministerio de Salud y demás entes gubernamentales para poder brindar todas las garantías a nuestros afiliados. Dichas medidas se han traducido en el control absoluto de la situación y en la protección de las poblaciones vulnerables como niños, adultos mayores, madres gestantes y enfermos crónicos.

Si bien esta pandemia tomó por sorpresa a todos los sectores y en especial al nuestro, el sistema de salud colombiano ha logrado responder de manera eficaz y pertinente a los desafíos planteados durante esta crisis mundial permitiendo demostrar que la salud de los usuarios es la prioridad.

Las Entidades Prestadoras de Salud no hemos sido ajenas a esta capacidad de respuesta y hemos logrado adaptarnos rápidamente a la situación fortaleciendo los servicios de salud para el manejo del Covid-19: La Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud –ADRES– anticipó el giro de $782.515 millones a las EPS del país, para financiar oportunamente los tratamientos no cubiertos con la Unidad de Pago por Capitación que requieren los pacientes de alto costo y de enfermedades huérfanas durante el periodo de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Los dineros transferidos corresponden a los presupuestos máximos que la ADRES debía entregar para costear medicamentos, procedimientos y demás servicios de salud no UPC de los meses de abril y mayo del 2020. Adicionalmente, las EPS estamos en todo el derecho y capacidad de emplear estos recursos, junto con los de la UPC, para financiar las pruebas diagnósticas para el coronavirus que requieran nuestros afiliados.

Nuestro interés por proteger y garantizar la vida de los ciudadanos ha sido el motor principal para crear y constituir iniciativas que mitiguen el impacto del Covid. En esta búsqueda de soluciones, establecimos una alianza entre la Alcaldía de Bogotá, la Secretaria de Salud del distrito y cinco EPS entre las que se encuentran Famisanar, Compensar, Nueva EPS, Sanitas y Salud Total, para hacer las pruebas Covid-19 a los usuarios y empleados pertenecientes a estas entidades prestadoras de salud y que se encuentren en la capital del país. La toma de la muestra es coordinada por la secretaría y nuestro papel es reportar a esta entidad los usuarios sospechosos para que se haga la respectiva toma de muestras, además de realizar un cuidadoso seguimiento a estos casos. Es importante destacar que dichas pruebas se realizan en el domicilio de cada usuario reportado, lo que significa un gran avance en la prevención de la propagación del virus.

Este convenio también tiene como objetivo hacer una búsqueda activa y masiva de poblaciones con alta exposición que puedan llegar a ser fuentes de diseminación del virus en el resto de la comunidad, priorizar los recursos para la atención de pacientes de alto riesgo y recomendar el aislamiento obligatorio a quienes se encuentren positivos. Para operar de manera acertada y efectiva se fijaron algunos criterios para la selección de los sectores de mayor riesgo entre los que se encuentran el transporte público, aseo y recolección de basuras, personal de seguridad, servicios, financieros y call center, que en este momento hayan reactivado actividades de forma presencial, se movilicen constantemente y tenga un alto contacto con el público.

Definitivamente ésta emergencia ha llevado al mundo entero a adaptarse a una nueva realidad y Colombia no es la excepción. Si bien los gobiernos y autoridades dictan las normas generales y nosotros como entidades de salud que todos los días trabajamos para mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios y darles un parte de tranquilidad en medio del caos, es en el auto cuidado, la disciplina y el espíritu del bien colectivo donde radicará la mayor parte de la contención del virus.

Sin duda después de esta emergencia vamos a vivir cambios sustanciales a los que económicamente también debemos adaptarnos y definir con la máxima precisión los escenarios del futuro. Debemos dotarnos de herramientas novedosas que impacten positivamente los diferentes niveles sociales y que permitan abrir ventanas a nuevas soluciones de esta realidad. Debemos enfocarnos en darle importancia a la producción nacional de sectores estratégicos para así garantizar que los empresarios colombianos de los diferentes sectores consigan mantener empleos, utilidades, liquidez y la certidumbre del apoyo estatal.

Así mismo, desde la industria debemos propender hacia la innovación y la industrialización de la mano del desarrollo sostenible para garantizar calidad de vida en el mediano y largo plazo. Esto, solo lo logramos apostándole a las manufacturas nacionales, los emprendimientos propios y la conciencia de cuidar y valorar lo nuestro.

Toda la industria y sectores evolucionan hacia lo digital, abriendo diferentes posibilidades para el usuario, brindándole mayor agilidad, con respuestas personalizados y adaptadas a sus necesidades, en todo momento, sin olvidar la parte humana que nos debe seguir caracterizando.

Por otro lado, debemos poner la lupa en la desigualdad que genera enormes brechas no solo económicas, sino sociales y esto nos desconecta como país. De lo anterior, se derivan dos problemáticas fundamentales que se relacionan con la necesidad de aumentar los recursos para los sectores de la educación y la salud, con el fin de que haya una cobertura total que permita a las personas desarrollarse libre y autónomamente con las oportunidades para decidir sobre su modelo de vida. Por último, encontrar las medidas efectivas para frenar la corrupción que es un cáncer que no solo se consume el fisco, sino que debilita las instituciones y la credibilidad estatal.

Presidente de Famisanar

Artículos Relacionados