Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


No hay justificación para nuevas restricciones y cuarentenas, según ANIF

El centro de análisis también pidió revaluar medidas que no cuentan con evidencia para contrarrestar los contagios y la fatalidad, como los toques de queda nocturnos y la “ley seca”.

@LuisErnestoGL

A pesar de que la mitad de los departamentos aún presentan prevalencias que los harían susceptibles a una nueva ola, sobre todo aquellos con repuntes más tardíos como los del eje cafetero, el Centro de Estudios Económicos ANIF sostiene que los avances en vacunación hacen menos probable que el país vuelva a tener picos de contagios como los de enero.

¿La razón? Esas estrategias no son efectivas en términos de reducción de propagación y mortalidad del virus y, por el contrario, causan daños irreparables a la economía. Sobre todo, en este momento cuando los indicadores de febrero muestran que las empresas están volviendo a la presencialidad.

Además, según los resultados del Pulso Social del DANE para febrero, los ciudadanos están cada vez más dispuestos a vacunarse. Del total de los encuestados el 69.9% se aplicaría la vacuna (vs. 64.8% en enero) y el 30.4% no se la aplicaría (vs. 35.2%).

Para ANIF, esto muestra es que, con una economía en senda de recuperación, con unos niveles altos de prevalencia en la mayoría de las ciudades y con una población cada vez más consiente del autocuidado y con mayor disposición a vacunarse, sería un error detener la reapertura.

Según el Ministerio de Salud, este martes 30 el país superó los 2 millones de vacunados, luego de que Elizabeth Pérez Ramos, de 77 años, recibiera la primera dosis en el Hospital Universitario del Caribe en Cartagena.

Un día antes, el 29 de marzo, con corte a las 11:59 pm, habían sido aplicadas 1.965.054 vacunas, y 228.486 segundas dosis. Lo más descatado es que en dicha fecha fueron aplicadas, 146.493 dosis, la cifra más alta alcanzada a la fecha y cercana a la meta de 200.000 diarias del Plan Nacional de Vacunación.

En su análisis, ANIF también pidió revaluar medidas que no cuentan con evidencia cierta para contrarrestar los contagios y la fatalidad, como son los toques de queda nocturnos y la “ley seca”.

“Si bien se justifican en que podrían ayudar a reducir ocupación por riñas y accidentes de tránsito, afectan directamente los sectores económicos que desarrollan sus actividades en horarios nocturnos y de los cuales dependen muchos puestos de trabajo”.

Por último, señaló que los indicadores líderes de la economía muestran que paulatinamente las empresas y los consumidores recuperan la confianza en el desempeño económico.

Le puede interesar: 3 millones de vacunados, la nueva meta del Gobierno al 17 de abril

Artículos Relacionados