Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Así será la reforma tributaria que el Gobierno llevará al Congreso en marzo

El Gobierno necesita $15 billones que provendrán de una nueva reforma tributaria, cuyo foco sería un IVA generalizado del 19% con devolución para los más pobres, menos impuestos a las empresas y eliminación de exenciones.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tendrá que emplearse a fondo para sacar una nueva reforma tributaria. La foto corresponde a la aprobación de la última reforma en 2018, en el Senado.

En un mundo de estímulo fiscal desenfrenado, Colombia es uno de los pocos países que está preocupado por su déficit, sostenía hace poco un análisis de Bloomberg, al subrayar la paradoja de que ese esfuerzo no ha sido correspondido por los mercados financieros.

“Los costos de endeudamiento de Colombia se dispararon durante la pandemia y sus bonos ahora se negocian más como grado especulativo que como un grado de inversión. Los bonos denominados en dólares con vencimiento en 7-10 años tienen un rendimiento de aproximadamente 2,5%, casi medio punto porcentual más que sus pares con calificaciones similares”.

Lea también: ¿Puede perder Colombia el grado de inversión y cómo nos afectaría?

A pesar de ello, el Gobierno planea aumentar los impuestos y recortar el gasto para asegurar a los inversionistas que el país se toma en serio la posibilidad de volver a poner sus finanzas en un camino sostenible.

“Creemos que es importante tener esta vía de ingresos que brinde tranquilidad a los mercados”, dijo Juan Alberto Londoño, viceministro de Hacienda, al citado medio. El Gobierno había apuntado inicialmente a un objetivo del 2% del PIB (unos $20 billones), pero el funcionario admitió que esa cifra podría ser «demasiado ambicioso, pero tenemos que aumentar los ingresos en al menos un 1,5%».

De hecho, en declaraciones a Radio Nacional, el presidente, Iván Duque, confirmó que el Ministerio de Hacienda llevará la reforma al Congreso en la legislatura que comienza a mediados de marzo.

Según el mandatario, luego de recibir el informe de la Comisión de Expertos en Beneficios Tributarios, “pensaremos en presentar, en algún momento empezada la legislatura, una propuesta donde tengamos un gran componente social y fiscal que nos permita eliminar la pobreza extrema, atender a las familias más necesitadas con un ingreso de manera sostenible y solidario, y dejar resuelto el horizonte fiscal de corto, mediano y largo plazo que mantenga la confianza de los inversionistas de Colombia”.

Dicha cifra ($15 billones) equivale a casi 3 veces el tamaño de las últimas reformas tributarias, lo cual hará difícil su aprobación en el Congreso, dado que en 2022 habrá elecciones legislativas y presidenciales.

Así sería la nueva reforma tributaria

Pero, ¿cuáles son las alternativas que baraja el Gobierno y qué esperan algunos de los principales analistas? ¿Un IVA del 19% generalizado con devolución a los más pobres? ¿Más impuestos a la clase media y menos a las empresas?

En su entrevista, Duque dio algunas pistas al insistir en la necesidad de replantear las exenciones del IVA, que le cuestan al fisco $74,9 billones de los $92,4 billones del total de lo beneficios tributarios.

“El problema es que hay muchos productos que no tienen IVA, y por qué a personas como yo no se les cobra. Un mecanismo que debemos hacer es devolver el IVA. Logramos el año pasado devolverle el IVA a 1 millón de familias y, este año, llegaremos a 2 millones”, agregó Duque.

Londoño reiteró que, aunque el Grupo de Energía Bogotá, GEB, ha manifestado su interés en la adquisición de ISA, el negocio solo se hará con Ecopetrol. Esta operación le representará ingresos (no recurrentes) por más de USD 4.000 millones al Gobierno, que seguirá manteniendo el control de la multilatina paisa a través de Ecopetrol.

Aunque enero no fue un buen mes para la economía, por los cierres decretados en las principales ciudades para enfrentar la segunda ola de la pandemia, el viceministro dijo que el país crecerá más de un 5% en 2021, luego de una caída superior al 7% el año pasado, la peor en la historia del país.

Pero cualquier aumento de impuestos es impopular, especialmente después de una pandemia que generó la peor recesión de la economía colombiana en su historia, con una caída del PIB superior al 7%.

De hecho, la primera reacción de los congresistas del partido de Gobierno fue de sorpresa. “Curioso enterarse de algo tan serio como los contenidos de una reforma tributaria por medios de comunicación. Después llaman afanados para que se voten las cosas a pupitrazo. Lamentable improvisación”, señaló Gabriel Santos, representante a la Cámara del Centro Democrático.

En términos similares se pronunció el Partido Conservador, aliado del Gobierno. “Respaldamos las decisiones del Gobierno Nacional, pero no una reforma tributaria hasta tanto no se den índices sólidos de recuperación económica. En cambio, apoyaremos todos los esfuerzos para obtener recursos de financiación, incluido eventualmente un préstamo del Banco de la República, para apalancar la reactivación, proveer de ingreso solidario a las personas más vulnerables, incluso a las pertenecientes a la clase media, evitar el empobrecimiento y estimular la demanda».

Por su parte, el ex ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que aunque la reforma tributaria debe aprobarse, solo debe entrar en vigor cuando se recupere la economía.

“Eso nos ahorraría la pérdida del grado de inversión y, al mismo tiempo, no se trata de subir impuestos hoy cuando la economía está todavía débil, cuando la economía requiere estímulo y lo último que necesitaría es un aumento en la carga tributaria”, advirtió.

“Si el país no hace una reforma tributaria este año las consecuencias serán negativas, están las alertas de todas las agencias calificadoras de riesgo y el país, el otro año, tendría hueco fiscal cercano a los 20 billones de pesos”, concluyó el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía.

Además: ¿Deben pagar más impuestos las personas que no tienen hijos?

Artículos Relacionados