Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Gobierno cubano impone normas draconianas a los médicos en misiones sanitarias

Un informe de la Human Rights Watch denuncia que a los profesionales de la salud les estarían vulnerando sus derechos a la libertad de expresión, a la privacidad y al libre movimiento.

Foto: EFE

De acuerdo con la organización de derechos humanos, desde la primera misión médica a Argelia en 1963, Cuba ha diseñado normas represivas de los trabajadores de la salud que envía al exterior.

Conforme con la resolución 168 de 2010, dictada por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, se consideran “infracciones de la disciplina” mantener relaciones con cualquier persona cuya conducta no esté acorde con los principios y valores de la sociedad cubana, así como sostener relaciones de amistad o vínculos de otro tipo con ciudadanos cubanos disidentes y personas que tengan posiciones hostiles o contrarias a la Revolución.

De igual manera, esta norma señala que el personal enviado a estas misiones debe reportar a sus superiores inmediatos todas “sus relaciones amorosas”, lo que estaría infringiendo el derecho a la privacidad.

Para las personas que cometan infracciones disciplinarias tendrás sanciones que van desde la retención de salarios hasta la expulsión de la misión y el regreso a Cuba. Igualmente, el código penal de la isla prevé que el personal médico que “abandone” su trabajo puede ser objeto de procesos penales y condenas de hasta ocho años de cárcel.

Ante esta situación, las relatoras de las Naciones Unidas indicaron que varios médicos se sienten presionados participar en las misiones y temen sufrir represalias si se niegan hacerlo. Reportaron también exceso de trabajo, limitaciones en sus salarios y vacaciones, amenazas por las autoridades de la isla y restricciones a los derechos a la privacidad y a la libertad de expresión.

Asimismo, la Human Rights Watch asegura que “los trabajadores sanitarios en Cuba se consideran población “regulada” y deben obtener una autorización especial para salir del país antes de recibir un pasaporte, incluso si renuncian a sus cargos en el Sistema Nacional de Salud”

Enfatizan, además, que “los países que reciben médicos cubanos tienen obligaciones de derechos humanos respecto de todas las personas en su territorio, lo cual incluye a los trabajadores sanitarios de la isla, y deben asegurarse de que los acuerdos alcanzados con el gobierno cubano prevean garantías efectivas para los profesionales.

Por su parte, José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch se refirió a este tema destacando la labor de los médicos cubanos y subrayando la importancia de garantizarles sus derechos.

 

En cuanto a las peticiones enviadas al cuerpo médico cubano por parte del alcalde de Medellín y el Gobernador del Magdalena para atender la emergencia del covid-19, el Presidente Iván Duque dijo que “no hay sesgos ni discriminación con respecto a médicos de otros países”.

Duque explicó, igualmente, que “llamar a médicos extranjeros es una situación de extrema necesidad y nosotros lo que hemos hecho es fortalecer la red de atención con personal médico colombiano”.

Cabe resaltar que desde el mes de marzo, Cuba ha enviado cerca de 1.500 profesionales médicos para apoyar los sistemas de salud locales en más de 20 países, incluidos varios de América Latina.

Artículos Relacionados