Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Compra de ‘bicis’ está desbordada, habría escasez

Los “caballitos de acero” serán el medio de transporte predilecto de la pospandemia. Sin embargo, fabricantes no darían abasto.

Los protocolos para la reactivación de actividades económicas nos han dado una pista de lo que será la pospandemia: distanciamiento social a tiempo completo.

Cuando sea el momento, retornaremos a nuestras labores diarias evitando aglomeraciones de todo tipo, especialmente, las del transporte público. En este contexto, muchos ciudadanos han encontrado en la bicicleta un medio práctico e ideal para transportarse sin exponerse a futuros rebrotes de covid-19.

Desde luego, los negocios de bicicletas se harán su “agosto” cuando la cuarentena sea levantada pero, ¿habrá suficientes ‘caballitos de acero’ para todos? El alza de la demanda podría indicar que no.

Así funciona el mercado

La fabricación de bicicletas en el mundo está dominada por Asia. En Colombia, por ejemplo, el 90% de las partes que se ensamblan provienen de China y Taiwán.

Ante la inexistencia de fabricación local, muchos negocios en el país se dedican no solo a la comercialización, sino también al ensamble, mantenimiento y distribución.

Si bien la “fiebre del ciclismo” ya venía cautivando a cada vez más colombianos gracias a las gestas de Egan Bernal o Nairo Quintana, entre muchos otros ciclistas, en ciudades como Bogotá ir en ‘bici’ es una cultura.

Se estima que cada año se venden cerca de 600.000 bicicletas en el mercado nacional. Además, según cifras de la cadena de almacenes Bike House, se importan 458.348 bicicletas y se ensamblan cerca de 150.000.

Sin discriminar entre marcas, modelos, gamas o tipos, por lo general una ‘bici’ nueva en Colombia puede adquirirse en un rango desde $250.000 hasta $40 millones.

Entre las marcas más vendidas en el país están GW (el mayor ensamblador del país), Giant, Scott, Trek o Cannondale.

 

Cifras de hurto preocupan

El hurto a bicicletas aumentó en un 8% en Bogotá entre enero y mayo de este año, al pasar de 3.351 en el mismo periodo de 2019 a 3.622 en 2020, según detalló la Secretaría Distrital de Seguridad.

“Debido a que el transporte público no puede superar el 35% de su capacidad para evitar el contagio del virus, los ciudadanos han optado por utilizar otros medios de transporte como la bicicleta, y para eso se han habilitado más carriles”, señaló la entidad.

Para combatir este flagelo, la Secretaría de Seguridad afirmó que se han adelantado operativos en las localidades de Kennedy, Usme, Tunjuelito, Antonio Nariño, Bosa y Rafael Uribe para inspeccionar 17 establecimientos donde almacenaban y comercializaban bicicletas hurtadas o sin ninguna documentación.

Descenso en inventarios

Tras el fin de las cuarentenas en países europeos y asiáticos, la demanda de bicicletas se ha incrementado exponencialmente, incluso, por encima de la producción actual. Según AFP, la venta de bicicletas se ha multiplicado por dos o, a veces, por tres en el viejo continente; mientras que en China, la demanda se multiplicó por cinco.

Lo anterior permite entrever un comportamiento similar en Colombia cuando la pandemia sea superada.

En últimas, una vez erradicado el nuevo coronavirus, el “virus” del uso de la bicicleta llegará para quedarse. Los beneficios ambientales que tendrá este nuevo hábito son evidentes.

Artículos Relacionados