Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Universidades combaten la deserción estudiantil

Uno de los problemas que afronta el sistema educativo colombiano está relacionado con la gran cantidad de estudiantes que no supera el umbral de educación secundaria.

ARCHIVO - En esta foto del 18 de abril del 2018, estudiantes toman un examen de inglés en la escuela Graf-Zeppelin-Gymnasium en Friedrichshafen, Alemania. Los estudiates de secundaria en Alemania se han estado quejando en una petición en la internet de que su examen final de inglés fue mucho más difícil que en años anteriores. (Felix Kaestle/dpa vía AP.)

El sistema educativo colombiano ha recibido una inyección de capital y diversas estrategias de desarrollo que le han permitido ir creciendo para beneficiar a más jóvenes.

Sin embargo, uno de los problemas más difíciles de afrontar tiene que ver con la gran cantidad de deserción. De acuerdo con las cifras del ministerio de educación, entre 200 y 2016, en Colombia el 37% de los jóvenes que ingresan a la educación superior, desertan en el primer semestre.

Falta de recursos resulta ser la principal razón por la que los estudiantes se retiran de las universidades. A pesar de los esfuerzos que realizan las diferentes instituciones educativas para mejorar la calidad de los servicios, becas y otro tipo de opciones, todavía queda mucho por hacer.

Y es allí donde se involucra la empresa y el sector privado. Por ejemplo, la CUN, ha desarrollado un programa conocido como CUNpliendo sueños, con el que busca que los empresarios del país donen recursos para poder permitir que los estudiantes sigan en los programas educativos.

De acuerdo con Mayra Umbarila, directora de extensión y relaciones interinstitucionales de la Cun, “apoyar a los estudiantes no solo es un aporte que pueden hacer las empresas para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los jóvenes, sino que también tienen beneficios tributarios, económicos y pueden ver un retorno y rentabilidad de su inversión”.

Esto también se ve reflejado en los programas de responsabilidad social de las empresas que cada vez más aportan al mejoramiento de la educación.

Así también los estudiantes que ahora son egresados y forman su empresa, también pueden aportar a que otros jóvenes puedan acceder a la educación superior. “Muchas de las personas que invierten en donaciones fueron estudiantes de la universidad que empezaron sus empresas aquí mismo, entonces ven una oportunidad de aportar, pero también un beneficio propio”, afirma Umbarila.

Diferentes empresarios colombianos buscan contribuir a la educación, que finalmente es el músculo productivo del futuro y serán los próximos empresarios, es por esto que este tipo de iniciativas son cada vez más importantes para jóvenes y para el sector educativo en general.

Artículos Relacionados