Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia

Guías gerente

100 Gerentes más exitosos 2018


Juan Guillermo Ortiz Director General de la Clínica Universidad de la Sabana

Gracias a una gestión enfocada en la sostenibilidad y en el trabajo bien hecho, la Clínica ha logrado posicionarse como una de las instituciones de mayor prestigio en América Latina.

Por: colombia4

26 de octubre de 2018

“La persona está primero”

Gracias a una gestión enfocada en la sostenibilidad y en el trabajo bien hecho, la Clínica ha logrado posicionarse como una de las instituciones de mayor prestigio en América Latina.

Aunque la sostenibilidad y la sustentabilidad siguen siendo un reto para todas las  empresas y entidades del sector de la salud, el Director  De La Clínica Universidad de La Sabana, Juan Guillermo Ortiz,  es enfático en que el principio que  guía su gestión se basa en que “la  persona está primero”.

“El principal reto es enfrentar la crisis del sector de la salud, los déficit financieros, las crecientes carteras y las amenazas generadas por los cambios de modelos de atención”, explica este médico cirujano especialista en bioética, ortopedia y traumatología y egresado del  Programa de Desarrollo Directivo  del INALDE. Para enfrentar semejante desafío, Ortiz señala que la estrategia  ha consistido en “irradiar a los colaboradores que el secreto es el  trabajo bien hecho, enfocándolo en  elementos, procesos y resultados  enmarcados en calidad en salud,  humanización y servicio a quienes  se relacionan con la Clínica como  pacientes y familias”.

En un país que cuenta con el recurso humano calificado, instituciones con prestigio en el exterior y que es competitivo en precios, la Clínica está recibiendo pacientes provenientes de Latinoamérica, como Trinidad y Tobago, Venezuela y República Dominicana,  entre otros. Se trata de pacientes que necesitan tratamientos de rehabilitación de alta complejidad y ortopedia, que en el exterior suelen tener costos muy altos y se ofrecen de manera fragmentada. En palabras del doctor Ortiz, “esto implica ofrecer servicios buscando los mejores desenlaces, medibles y trazables”.

Y para ello, la Clínica ha desarrollado una estrategia en la región y con aseguradoras norteamericanas.  “Buscamos la interdisciplinaridad, integralidad y resultados  medibles al término de los procesos ofertados”, explica Ortiz, quien lleva casi ocho años  al frente de la institución que hoy  cuenta con la Acreditación de  Salud por el ICONTEC y la acreditación  Internacional por  la Commission on Accreditation  of Rehabilitation Facilities,  CARF. Al ahondar  en las claves  del éxito de su gestión, señala: “La administración hospitalaria viene cambiando,  pues la búsqueda de la rentabilidad va llevando al cambio  de facturaciones  por evento a una mezcla de control  de gestión de riesgo compartido entre aseguradores y prestadores en el marco de la salud como derecho constitucional.

La conformación de redes integradas y una gestión al interior estructurada alrededor de las necesidades del paciente, son la clave para lograrlo”. Aficionado a la lectura y al modelismo estático (especialmente de aviones  de combate), dice que los libros que más  han influido en su formación profesional  son: “El 8 hábito” de Stephen Covey  y “Camino” de Josemaría Escrivá de  Balaguer. En cuanto a las inversiones, señala que la Clínica está orientada a una mejora permanente  de su planta física buscando el  respeto por la dignidad de las  personas que son usuarias de las instalaciones. “La atención implica lograr escenarios de humanización que no sean exclusivos  de la medicina privada sino  el estándar para que cualquiera sienta lo mejor en  infraestructura. Los  terrenos  donde está  la Clínica  deberán ser  ocasión del  desarrollo del clúster de salud de la Universidad  de La Sabana en  los próximos años”,  concluye.

Reto: “Enfrentar la crisis del sector de la salud, los déficit financieros, las crecientes carteras y las amenazas  generadas por los cambios de modelos de atención”.

Logro: Convertir a la Clínica Universidad de la Sabana en una de las instituciones de salud más prestigiosas de América Latina, gracias a un modelo que gestión que privilegia al ser humano.