Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Banco de Bogotá, protagonista de la reactivación económica

Las expectativas de recuperación económica son positivas y se espera para este año un crecimiento de 7% y una reactivación completa de la industria. Así analiza el panorama el Vicepresidente de Banca Empresas del Banco de Bogotá, Rafael Arango Calle, quien cuenta cuál es el aporte de la banca en Colombia para incentivar la inversión, el consumo y el ahorro.

El Vicepresidente de Banca Empresas del Banco de Bogotá, Rafael Arango Calle, trabaja desde su área para apoyar a las personas y a las empresas a lograr sus objetivos financieros.

1. ¿Cómo perciben la recuperación de los sectores en nuestro país?

En abril la economía estaba en un nivel de producción de 99.6%, si se supone que 100% era el nivel de actividad vigente, justo antes de la llegada de la pandemia a Colombia. El detalle sectorial muestra algunas particularidades que otras economías a nivel mundial también han registrado.

Los sectores de agricultura, alimentos y el manufacturero fueron los menos afectados por las cuarentenas y por ende los de más rápida recuperación. Esto porque son bienes de primera necesidad, o porque el proceso de producción se podía llevar a cabo con el cumplimiento de protocolos de bioseguridad.

En el mismo sentido el sector constructor se benefició no solo de la reactivación de su actividad desde las etapas iniciales de la reapertura, sino que además gozó de una amplia demanda gracias a los programas de subsidios del Gobierno para el segmento de vivienda de interés social, y al apetito de los hogares por tener un buen lugar para vivir en medio de estos tiempos difíciles.

De esta forma, el sector secundario de la economía, donde se agregan la manufactura y la construcción, al mes de abril superó el nivel de producción vigente antes de la pandemia (101%).

Para el caso del sector primario, donde se incluye la agricultura, el resultado de 97% en el nivel de producción frente al prepandemia, se explica por la débil dinámica de la minería y petróleo.

Por último, el sector terciario, donde se incluyen los servicios, se acerca al nivel prepandemia con 99% del nivel de producción, pero en su interior se evidencia una gran dispersión de sus subsectores. Aquellos que requieren presencialidad y atención al público, son los que se rezagan, mientras que los servicios que se pueden prestar de manera virtual o a través de canales digitales tienen un mejor comportamiento.

Esta tendencia de recuperación se observa en la mayoría de países, con la agricultura, la manufactura y la construcción, menos afectadas por los confinamientos en términos relativos y así mismo con una recuperación más acelerada.

Por el contrario, en servicios, la afectación de la pandemia fue mayor y su recuperación algo más demorada, sobre todo en aquellos en los que la presencialidad es necesaria.

El Banco de Bogotá cuenta con un portafolio de productos digitales para que las empresas aceleren su proceso de digitalización.

2. Esa recuperación de la actividad a nivel conjunto y sectorial, ¿Cómo ha beneficiado el mercado laboral?

Al igual que con la actividad, el empleo se vio fuertemente golpeado por la pandemia, con una pérdida de casi 6 millones en el peor momento de cierres en abril de 2020. Desde entonces la recuperación ha ido tomando forma, con algunas pausas en la creación de empleo, principalmente en los momentos en que nuevas cuarentenas tuvieron que ser declaradas para contener la pandemia.

En abril se habían recuperado dos terceras partes de los empleos perdidos por cuenta de la pandemia. Los planes del Gobierno para apoyar el empleo han tenido buenos resultados.

Sin embargo, conforme avanza la recuperación de la actividad, el empleo ha perdido algo de dinámica, en un comportamiento habitual del mercado laboral.

Aun así, sectorialmente se han visto avances importantes en comercio, construcción, industria y alojamiento, algunos de los mayores generadores de puestos de trabajo. Otros sectores que aportaron notoriamente a la destrucción de empleo han reducido su aporte negativo e incluso ya están generándolo, a un ritmo bajo que debería mejorar en el segundo semestre conforme avanza el proceso de vacunación.

3. ¿Cuál es la expectativa de crecimiento para el presente año?

Para el año 2021 nuestras estimaciones apuntan a un crecimiento de 7%, lo que igualaría el mejor crecimiento del siglo XX y cerraría por completo la brecha de actividad que trajo consigo la pandemia. Es más, la economía podría volver a los niveles de producción vigentes antes de la pandemia incluso antes de terminar el año.

4. Entendiendo que estamos comenzando un proceso de reactivación económica, ¿Cuál debe ser el rol de la industria Bancaria para impulsar y acelerar este proceso?

Las entidades bancarias contribuimos al desarrollo del país siendo un vehículo para la inversión y el ahorro, incentivando el consumo y generando dinámicas que impulsan el crecimiento económico y el empleo, de manera que mejore la calidad de vida de las personas.

En el Banco de Bogotá nuestro objetivo durante la reactivación ha sido apoyar a las personas y empresas para lograr sus objetivos financieros; para esto, hemos realizado inversiones significativas con el fin de fortalecer nuestro capital humano, infraestructura tecnológica y analítica de datos, para continuar entregando ofertas innovadoras a nuestros clientes.

Además de continuar fortaleciendo nuestro exitoso proceso de digitalización, debemos mantener el ritmo acelerado de innovación que nos impuso la pandemia, teniendo siempre al cliente en el centro de nuestra estrategia ofreciéndole ofertas personalizadas a través de un óptimo uso de los datos. Para dar un par de ejemplos, hemos extendido el subsidio para compra de vivienda por 8 años adicionales a los 7 que ofrece el gobierno y hemos lanzado el crédito digital de microfinanzas ampliando la base de colombianos que pueden acceder al sistema financiero, y lo hemos potencializado a través de una red de alianzas con los tenderos y sus principales proveedores.

5. De cara a la nueva realidad ¿Qué está haciendo Banco de Bogotá para adaptarse?

Sin lugar a duda, la pandemia ha transformado la sociedad, creando nuevas necesidades y acelerando procesos de transformación que venían en marcha. Esto ha requerido de nuestra parte desarrollar nuevas capacidades de digitalización, canales de atención y red de distribución.

Muchos de nuestros clientes han cambiado. Las generaciones más  tradicionales tuvieron que aceptar que los  canales digitales llegaron para quedarse y  masificarse. El Banco de Bogotá, pionero  en la banca digital en Colombia, cuenta  con las herramientas para responder a  este proceso de digitalización acelerada,  gracias al amplio portafolio de productos  digitales que ofrecemos. También hemos  fortalecido nuestro esquema de atención  omnicanal, para dar a nuestros clientes  más y mejores opciones de atención remota y presencial. Robustecimos los canales  de atención digitales y avanzamos en la  transformación de nuestras oficinas con un  formato ágil, enfocado en el autoservicio.

Por otra parte, hemos robustecido  nuestra red de aliados, para estar donde  y cuando nuestros clientes lo necesitan,  ofreciendo una experiencia más completa  y oportuna. Por lo cual, incursionamos  a través de alianzas en sectores como: salud, belleza, movilidad sostenible, electrodomésticos, retail, telecomunicaciones y tecnología, entre otros, completando la oferta de nuestros aliados con financiación digital en punto de venta, lo cual permite a las personas acceder fácilmente a los productos y servicios que desean.

El Banco de Bogotá extendió el subsidio para compra de vivienda por 8 años adicionales a los 7 que ofrece el gobierno.

6. ¿Qué se viene para Banco de Bogotá y en qué está trabajando con miras al 2022? 

Todos nuestros esfuerzos están encaminados en ofrecer experiencias memorables a nuestros clientes. En ese sentido,  seguiremos trabajando de la mano del  Gobierno Nacional, para que todos los  beneficios financieros diseñados desde  la política pública lleguen a la mayor  cantidad de personas y empresas, y continuaremos invirtiendo recursos importantes para acelerar la velocidad con la que  venimos innovando en el banco.  Buscamos potenciar nuestra experiencia digital para continuar como líderes del mercado, entregando propuestas  diferenciadoras y trabajando por cerrar  la brecha de bancarización en el país.  Por otro lado, creceremos nuestra red de  aliados, ofreciéndoles nuevos métodos  de pago y robusteciendo las soluciones  tecnológicas y de infraestructura para  propiciar un comercio electrónico más  dinámico y seguro.

Sabemos que la pandemia nos ha  llevado a vivir cambios inesperados y  atravesar situaciones complejas, pero  tenemos la certeza de que con el trabajo mancomunado entre el gobierno, los  bancos y el sector empresarial vamos a  recuperar la senda de crecimiento y el  empleo de los colombianos.

Artículos Relacionados