Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Altas temperaturas y heladas encienden alarmas del campo

El Ministerio de Agricultura pondrá en marcha un programa de alimentación bovina y llevará a cabo jornadas de normalización de obligaciones financieras, con productores de los municipios afectados por variaciones climáticas.

Con el fin de enfrentar las heladas en Boyacá y Cundinamarca y las altas temperaturas en otras regiones del país, el Ministerio de Agricultura anunció jornadas de normalización de cartera con el Banco Agrario y, además, reveló la puesta en marcha de un programa de alimentación bovina, que cuenta con $8.000 millones.

El jefe de la cartera, Andrés Valencia Pinzón, dijo que el Gobierno mantiene monitoreo permanente de los diferentes fenómenos climáticos que se presentan en todas las regiones: «el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) está emitiendo boletines diarios evaluando la situación de la baja de temperatura, especialmente en municipios de la región cundiboyacense».

Para hacer efectivos los apoyos, la entidad financiera está realizando un inventario en el país, con el objeto de  realizar un re-perfilamiento de los créditos de quienes vean afectadas sus cosechas y tengan problemas para pagar sus créditos y puedan hacerlo después.

En el caso del sector ganadero, Valencia dijo que está listo un plan de alimentación bovina, para entregar suplemento alimenticio a base de maíz, sorgo y panela. “Iniciaremos la distribución en función del censo de municipios afectados por variaciones climáticas».

Para este caso, hay recursos por unos $8.000 millones. «Estamos esperando identificar unas partidas adicionales, que podemos trabajar a través de convenios con gremios, o con alcaldías o gobernaciones», indicó.

De otro lado, el funcionario hizo un llamado para que los alcaldes realicen consejos municipales de gestión de riesgo, con el fin de identificar las afectaciones, el número de productores, los cultivos, hectáreas y número de animales, con el fin de tener un censo y ejecutar las ayudas necesarias.

Valencia recordó las recomendaciones que el Ministerio de Agricultura ha venido haciendo a los productores para enfrentar estos fenómenos climáticos, en el marco de su estrategia Atentos con el Clima:

Ganadería:

Por disminución en el consumo de forrajes y el stress calórico e hídrico, se produce disminución en la producción de leche, carne y en la natalidad, por lo cual se recomiendan las siguientes acciones:

Construcción de pequeños diques en depresiones y hondonadas para recoger las pocas lluvias
Construcción de cambuches o cobertizos para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daño en la piel de los bovinos.
Utilización de bloques multinutricionales.

Disminuir la carga animal por hectárea, haciendo una mejor redistribución de los animales por potrero o secando anticipadamente las vacas de baja producción.

Establecer planes de suplementación nutricional con subproductos como: licor o afrecho de cervecería, vinaza, contenido ruminal (mataderos), tallo o vástagos de plátano, melaza, residuos de cosecha (zanahoria, remolacha, papa, plátano, banano, yuca, etc.), pulpas y cáscaras de frutas, henos, tamos tratados con amoníaco o úrea, torta de palmiste y subproductos de la industria de la yuca.

Utilización de follajes de plantas arbóreas: por ejemplo acacia forrajera, botón de oro, sauco, «quiebra barrigo» o «nacedero» asociada a gramíneas, p.ej. kikuyo, suplementando con una ración que expresada en forraje verde debe ser el equivalente al 12% del peso vivo del animal.

Maíz:

Este cultivo es altamente susceptible a sequía y a heladas, por lo cual debe sembrarse en lotes bajos de las fincas o en aquellos con mayor facilidad de riego.

Para disminuir pérdidas en la germinación se debe:

Aumentar la cantidad de semilla por hectárea
Sembrar semilla certificada y de variedades mejoradas
Para cultivos tradicionales se recomienda siembra a «chuzo».
Para favorecer la humedad del suelo se debe: Evitar el sobrelaboreo del suelo optando por la labranza mínima o cero labranzas o arar con cincel, Incorporar residuos vegetales o materia orgánica al suelo, En sistema tradicional considerar el asocio con otros cultivos, de acuerdo con análisis de suelo correspondientes y recomendaciones técnicas, hacer fertilización nitrogenada con base en úrea y sulfato de amonio.

Para controlar el ataque de tierreros y trozadores, se recomienda el uso de cebos tóxicos para control de cogollero, se recomienda el uso de granulados e insecticidas biológicos con base en «bacillusthuringiensis»
Hortalizas (frijol, arveja, cebolla, habichuela, repollo, zanahoria, remolacha).

Se recomienda transplantar en las últimas horas de la tarde
Utilización de riego en zonas donde sea posible a primeras horas de la mañana o finalizando la tarde con el fin de evitar la evaporación rápida del agua aplicada.
Utilización intensiva de materia orgánica.
Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo.
Establecer huertas caseras por cuanto permite un mejor manejo de los semilleros y mejor aprovechamiento del agua.
Hacer labranza mínima.

Papa:

Para conservar la humedad del suelo se debe :

~ Preparar el suelo con arado de chuzo o de cincel
~ Incrementar el uso de abono orgánico
~ Mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo

Para prevenir el efecto de las heladas se debe:
Procurar las siembras en ladera y en los lotes bajos de la finca o en aquellos con facilidad de aplicar riego.

Artículos Relacionados