Siembra de 1.000 arboles busca reducir el impacto de la huella de carbono

Sanautos se convierte en el primer concesionario en aportar a la siembra de árboles nativos y conservación de los recursos ambientales de forma positiva.

Con el evento llamado ‘Huella De Carbono Positiva’, 40 colaboradores de la compañía se dieron cita para realizar una siembra voluntaria de árboles en la Laguna Seca de Paipa, un área considerada de alta significancia social y ambiental, dado que beneficia al acueducto regional de Peña Negra del municipio, con una población total atendida de 2.748 personas.

Mortiño, Arrayán, Duraznillo, Mano de oso y Corono fueron los tipos de árboles sembrados que ayudarán a recuperar masas de bosque nativo y a su vez aumentarán la presencia de avifauna en el sector, y protegerán y regularán el ciclo hídrico.

Con el acompañamiento de Contreebute, entidad que presenció esta primera jornada y hará seguimiento de la siembra durante los próximos dos años, SANAUTOS ratifica su compromiso con la compensación de emisiones de dióxido de carbono.  Actualmente la compañía genera 582 toneladas de CO2, y con cada árbol sembrado, su compensación es de 0,28 toneladas. Además, la adquisición de bonos de carbono complementará esta compensación positiva.

“Hoy estamos marcando el comienzo de un gran trabajo por el planeta. El fin es compensar nuestra huella de carbono y queremos que los clientes sepan que detrás de cada compra hay un trabajo de responsabilidad social y medioambiental”, dice Martín Nova, gerente general de SANAUTOS.

Este proyecto de siembra, además cuenta con el apoyo de la Alcaldía de Paipa para su sostenibilidad en el tiempo. “Laguna Seca y sus alrededores hacen parte de los predios destinados para uso y preservación del recurso hídrico. Con esta primera siembra iniciamos el convenio que va hasta el año 2022 y lo que sigue es programar mantenimientos y resiembras dependiendo del comportamiento de las plantas en la zona. Son seguimientos y acciones que se deben hacer para contrarrestar posibles obstáculos que afecten los nuevos árboles, como las heladas”, comentó Alejandro Sandoval, profesional universitario de la Secretaría de Agricultura de Paipa, Boyacá.

Por otra parte, involucrar a los habitantes de la zona, despertando el sentido de pertenencia, es otro de los logros de esta siembra, así lo asegura Laura Solano, ingeniera de Contreebute: “Buscamos que la mano de obra sea local, que todas las personas que se involucren en los proyectos y en las diferentes etapas de preservación de las plantas sean de la comunidad. Es otra forma para generar conciencia sobre la importancia de revitalizar estos lugares estratégicos para el municipio y que están abiertos para las personas”. La sinergia entre actores del sector privado, público y la comunidad es lo que permitirá garantizar una vida de las especies sembradas de mínimo 20 años.

Esta actividad es la primera de un proyecto permanente planteado por la compañía para incentivar a la compensación de CO2 en el país, en el que buscan incluir no solo a colaboradores, sino a sus clientes. El objetivo es motivar a la compra consciente y que cada persona que adquiere un vehículo en SANAUTOS sepa que con su compra está apoyando el trabajo de siembra de árboles en diferentes zonas del país.

Premio Leonor Melo de Velasco a las mujeres emprendedoras Leer ms