Gobierno gana $1 billón por cada $100 que se devalúa el peso

Las Comisiones Económicas conjuntas del Congreso de la República aprobaron el Presupuesto General de la Nación (PGN) para 2020 por $271,7 billones que, por ahora, tiene un faltante de $8,5 billones.

“En total, el efecto de una tasa de cambio 100 pesos más depreciada es cerca de $1 billón”, explicó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Aunque la devaluación tiene impactos positivos y negativos en la economía, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, estimó en $1 billón el efecto neto positivo de una tasa de cambio $100 más depreciada.

Durante la aprobación del Presupuesto General de la Nación, en las Comisiones Económicas Conjuntas del Congreso, el funcionario explicó que el impacto positivo es atribuible al aumento en el recaudo de algunos impuestos.

Por ejemplo, Carrasquilla señaló que los impuestos por concepto de importaciones aumentarían en $$720 mil millones, los tributos petroleros en $319 mil millones, los dividendos de Ecopetrol a la Nación en $300 mil millones y que los rendimientos financieros por tenencias del Gobierno en dólares también tendrían un efecto positivo. 

En cuanto a la deuda en dólares, ésta vería un aumento de $278 mil millones.

“En total, el efecto de una tasa de cambio 100 pesos más depreciada, es cerca de $1 billón”, explicó el ministro.

El Presupuesto de 2020

El ministro de Hacienda explicó que el monto total por $271,7 billones se divide entre los recursos de la Nación por $254 billones y recursos propios de las entidades que conforman el PGN por $17,3 billones. 

“El incremento total del presupuesto respecto a la vigencia de este 2019 sería de un 9%, pasando de $249 a $271 billones”, indicó.

“En términos de la financiación, tenemos un 61% financiado por ingresos corrientes por $159,4 billones, un 27% por ingresos de capital por $71,3 billones, 7% por ingresos de los establecimientos públicos por $17 billones, 4% por los fondos especiales por $11,5 billones y un 1% por la renta parafiscal por $2.2 billones. Esta sería la manera en que quedaría financiado ese presupuesto de $271, billones”, recordó el ministro.

Sin embargo, el Presupuesto tiene un faltante de $8,5 billones que, según la iniciativa, provendrían de un plan de enajenaciones de activos del Estado, algo que no está claro todavía y genera incertidumbre.

Carrasquilla señaló que los usos del Presupuesto se dividirán así: intereses, comisiones y aportes al Fondo de Contingencia, $30,9 billones; Sistema General de Participaciones, $43,8 billones; obligaciones pensionales, $43,3 billones; aportes al sistema de salud por la asunción de los pagos del régimen subsidiado, $19,3 billones; gastos de personal, $33,4 billones; amortización de la deuda, $28,4 billones; otros gastos corrientes, $29,8 billones e inversión por $40,4 billones.