Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


«La recuperación de la economía será larga, desigual e incierta»: FMI

El organismo prevé que la economía colombiana se contraiga 8,2% este año y un crecimiento del 4% en 2021, inferior al 6,6% que proyecta el Gobierno.

Foto: Unsplash (Milo Miloezger)

El FMI reiteró que la economía atraviesa la peor crisis desde la Gran Depresión del siglo pasado con una contracción del -4,4% en 2020, lo que implica una revisión al alza del 0,8 puntos porcentuales frente a la proyección de junio (-5,2%).

La revisión al alza para la economía mundial tiene que ver con resultados un poco menos alarmantes en el segundo semestre, así como a ciertas señales de una recuperación más fuerte en el tercer trimestre, que se compensan en parte con las revisiones a la baja en algunas economías emergentes y en desarrollo.

En cuanto al 2021, el FMI proyecta un repunte hasta el 5,2%, aunque 0,2 puntos porcentuales por debajo de la previsión de junio.

En cuanto a Colombia, el organismo multilateral ratificó su última proyección según la cual la economía se contraería – 8,2% en 2020 (lejos del 5,5% del Gobierno, que ya admite que esa cifra será peor) y proyecta un crecimiento del 4% para 2021, también por debajo del optimista 6,6% del Ministerio de Hacienda.

Además: Gobierno prevé déficit del 8,5% y caída del 5,5% en el PIB en 2020

“Los pobres son cada vez más pobres, y se espera que cerca de 90 millones de personas caigan este año en situación de extrema pobreza”, dijo la economista jefe del FMI, Gita Gopinath.

“El camino cuesta arriba para superar este desastre será largo, desigual y muy incierto. Es fundamental que, en la medida de lo posible, el apoyo fiscal y monetario no se retire prematuramente”.

 

Empleo paga los platos rotos

“Entre el segundo trimestre de 2019 y 2020 la caída en el número de personas que reportaron tener una ocupación fue 21.8%, lo que representa casi 4.9 millones de puestos de trabajo perdidos”, revela un análisis de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes.

Aunque las cifras más recientes indican que finalmente en agosto se comienza a ver una recuperación, el análisis destaca que perder el empleo no fue la única afectación laboral que sufrieron los hogares colombianos.

En efecto, muchos trabajadores, aunque no perdieron su empleo durante el período de confinamiento, no trabajaron por culpa de la pandemia.

“Casi 15% de quienes dijeron sí estar ocupados, 2.8 millones de personas, declararon también que en la semana anterior habían dedicado cero horas a esa ocupación. Así, la caída en los puestos de trabajo activos, definidos como aquellos en los que la persona efectivamente trabajó un número positivo de horas, fue un desalentador 35.9%, o 7.7 millones de personas”.

Según el análisis citado, la pérdida de empleo e ingresos repercute en otra serie de dificultades para los hogares. Durante el segundo trimestre de 2020, la Gran Encuesta Integrada de Hogares preguntó a las personas mayores de 10 años en los hogares encuestados qué afectaciones derivaron del COVID19.

Una fracción muy minoritaria respondió “ninguna”. En cambio, una de cada cinco personas reportó haber tenido dificultades para conseguir alimentos y pagar compromisos financieros.

Lea además: Colombia retrocederá 20 años en materia de pobreza y desigualdad

 

Artículos Relacionados