Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


¿Por qué fracasan las nuevas empresas?

Durante 2018 en Colombia se crearon más de 300.000 unidades productivas, sin embargo, más del 70% de ellas fracasan antes de los cinco años de creación. La falta de claridad en el negocio y su desarrollo son las principales razones.

Publicado: junio 6, 2019, 4:07 pm

Colombia es un país de pymes. De acuerdo con el informe de dinámica empresarial de Confecámaras, durante 2018 se crearon 328.237 pequeñas y medianas empresas, 0,8% más que en 2017.

Estas cifras concuerdan con las halladas por la Cámara de Comercio de Bogotá, demostrando que en la capital del país se crea una compañía cada cinco minutos. Además, en las pequeñas y medianas empresas se concentra más del 80% de la fuerza laboral  colombiana. Sin embargo, así como se crean empresas así mismo se acaban. Según Confecámaras, el 70% fracasa con menos de cinco años de haber sido constituidas.

Según el reporte, las regiones en donde más se crearon empresas fue: Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca y Cundinamarca. Sin embargo, de igual manera, son las regiones en las que más reportaron empresas que salieron del mercado, esto principalmente a la alta  competencia en dichas ciudades y la falta de preparación de los empresarios.

De acuerdo con Lida Arias, mentora personal y de negocios, crear una empresa no es suficiente para tener éxito, sino que se debe evaluar muy claramente el clima de negocios para poder desarrollar una estrategia exitosa. “Hace falta evaluarse asimismo y empezar a incrementar las finanzas. Además de no caer en alto endeudamiento, deficiencia organizacional, mal control administrativo,  mala gestión financiera, entre otros”, afirma Arias.

GRÁFICA EMPRESAS

Según la consultora IARA, el principal error que cometen las nacientes empresas es que se consideran como una fuente de ingresos  inmediata y no un círculo de valor que se va construyendo en aras de aumentar la productividad de los recursos. En este sentido, una empresa necesita identificar tres pilares para que su compañía pueda desarrollarse: la rentabilidad de sus ventas, la rotación de sus activos y la rotación de su patrimonio. (Lea también: Beneficios del trabajo flexible para las empresas)

Por otra parte, todo empresario nuevo no debe temerle al fracaso, debe entenderlo como una oportunidad de negocio, y lo mejor que se puede hacer para enfrentar ese temor, es generar un análisis objetivo de la trayectoria del pasado reciente de la empresa como punto de partida para implementación de mejoras e innovaciones en el producto, servicio o proceso interno.

Pero para evitar dicho fracaso y en aras de aumentar su productividad e ingresos, una compañía debe tener claro qué y a quién le está  ofreciendo algo. De acuerdo con Arias, “Un error común de las nuevas empresas es creer que le puede vender su producto a todo el mundo, debe tener claro quién es su cliente”.

Por otra parte, es fundamental crear un vínculo de confianza y una conexión positiva para que el negocio funcione. “He visto empresas con grandes posibilidades que fracasan porque no entienden el core del mercado ni a quién quieren llegar”, concluye Arias. No tener  claro a quién se dirige, no reconocer las cadenas de productividad de sus empresas y el desperdicio de los recursos son las principales peleas que dan las empresas para no fracasar.

Artículos Relacionados