Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Más de 100 empresas boicotean a Facebook por su ‘discurso de odio’

Para tratar de detener el discurso de odio impulsado por Facebook, una lista de empresas detuvo su inversión en publicidad en la plataforma.

Tim Bennett on Unsplash

Un boicot inusual hacia la publicidad en su plataforma está experimentando Facebook por estos días. Una lista de empresas de renombre mundial, decidieron retirar su publicidad como protesta hacia el “contenido racista y de odio” impulsado por la red de Mark Zuckerberg.

 

Todo inició luego de la muerte de George Floyd, cuando cientos de miles de ciudadanos salieron a las calles a pedir el cese de la discriminación racial, que por siglos ha permanecido latente entre la sociedad norteamericana.

A partir de allí, cientos de símbolos relacionados con la desigualdad racial han tratado de ser sepultados. Eso incluye desde el derribamiento de estatuas de líderes que apoyaron la esclavitud, hasta la quema de banderas confederadas –un símbolo de opresión que aún subsiste en algunos estados-, e incluso el retiro de marcas con imágenes de negros, como Aunt Jemima, Límpido y Beso de Negra.

Sin embargo, el asunto escaló a las redes sociales. Allí, una lista de más de 100 empresas comenzaron a suspender su gasto en Facebook para ejercer presión hacia su cotización bursátil y –de paso-, llamar la atención pública sobre la curiosa complacencia de esta red social hacia los mensajes de odio, como lo informó Cnet.

Es así como Unilever, Verizon, North Face y Coca-Cola comenzaron un boicot repentino, impulsado por –según El Financiero-, por organizaciones como la Liga Antidifamación (ADL, su sigla en inglés), y la NAACP, una asociación que lucha por los derechos de los afrodescendientes, en contra de Facebook.

REGULAR LOS MENSAJES DE ODIO

La idea de estos grupos activistas es presionar a la plataforma para que regule mejor a aquellos grupos que la utilizan para incitar al odio, a la violencia y –por supuesto-, al racismo.

Al llamado se han unido marcas deportivas como Patagonia, la agencia de empleo Upwork, Pepsico, el distribuidor de licores Diageo, e incluso el fabricante de prendas Levi Strauss. El último en unirse fue Starbucks y se cree que aún falten muchos más.

Anunciantes como Coca-Cola han paralizado todas sus campañas en la red social “hasta hacer un análisis profundo acerca de las implicaciones de sus mensajes”, aseguró un vocero de la compañía a los medios de comunicación.

Starbucks indicó en un comunicado emitido por la agencia EFE que va a «pausar toda la publicidad en plataformas de redes sociales» mientras debate «internamente, con socios mediáticos y organizaciones de derechos civiles en un esfuerzo por frenar la propagación de discurso del odio«.

«Creemos en unir a las comunidades, tanto en persona como online, y nos posicionamos contra el discurso del odio”, agregó Starbucks. “Se debe hacer más para crear comunidades abiertas e inclusivas online, y creemos que los líderes empresariales y los legisladores necesitan unirse para hacer un cambio real».

Para TreceBits.com, el motivo de la paralización de las inversiones en estas plataformas es el mismo en todos los casos: los anunciantes no quieren trabajar con compañías que fomentan -o permiten- el discurso de odio y que no controlan suficientemente los contenidos antirracistas, homófobos o la desinformación.

BASTA DE BENEFICIARSE DEL ODIO

Como en todo boicot, este también tiene nombre: “StopHateForProfit”, algo así como ‘Basta de beneficiarse del odio”, e insta a las compañías de redes sociales a crear comunidades más abiertas e inclusivas para que los mensajes de odio sigan difundiéndose ‘impunemente’ en sus plataformas.

Hay que recordar que un boicot similar vivió YouTube hace un par de años por mostrar publicidad en vídeos y canales con contenidos que incitaban al odio o defendían el terrorismo.

En esa época, la desbandada de anunciantes obligó a la compañía, propiedad de Alphabet, matriz de Google, a cambiar sus políticas para evitar la pérdida de millones de dólares en ingresos.

UN PERIODO POLARIZADO

Pero el boicot no solo ha afectado a Facebook. De hecho, anunciantes como Unilever, propietario de marcas de belleza como Dove o alimentos como Marmite, suspendieron su publicidad en Twitter e Instagram hasta finales de año, a causa de lo que denominaron un “periodo electoral polarizado”.

“Continuar con nuestra publicidad en esas plataformas en estos momentos no aportaría nada a la gente ni a la sociedad”, explicó un comunicado de Unilever vía AFP.

La creciente lista de empresas provocó una respuesta Zuckerberg, quien –según Cnet-, dijo el viernes 26 de junio en una reunión interna que se prohibirá los anuncios que contengan afirmaciones de que las personas de ciertos grupos raciales o etnias son una amenaza para la seguridad física y la salud. o la supervivencia de alguien más.

La red social también prohibirá los anuncios que expresen desprecio, despido o disgusto de inmigrantes y refugiados, o sugiera que de alguna manera que son inferiores.

A pesar del impacto social que puede tener un boicot para Facebook, algunos analistas y medios precisaron que la plataforma no sufrirá mayores pérdidas.

En este sentido, CNN indicó que “gran parte del resto de los ingresos por publicidad de Facebook proviene de pequeñas y medianas empresas y probablemente tomaría decenas de miles de ellos, actuando durante un período de tiempo significativo, hacer una gran mella en el resultado final de Facebook”.

CAEN LAS ACCIONES

Aun así, la eliminación de publicidad por grandes compañías produjo que las acciones de Facebook retrocedían 3.1% a la apertura de los mercados en Nueva York, hoy 29 de junio.

“La acción se derrumbó 8.3% el viernes pasado, cuando el conglomerado multinacional Unilever informó que dejaría de gastar en la plataforma, lo que borró $56.000 millones de dólares en valor de mercado de la red social y redujo el patrimonio neto de su CEO, Mark Zuckerberg, en más de 7,000 millones de dólares”, reveló  Investing.com.

El precio de la acción de la tecnológica cerró en 216.08 dólares por título en la última sesión, después de alcanzar un récord de 242.24 dólares el martes anterior.

Vale la pena recordar que Facebook recaudó más de $17 mil millones de dólares  en ingresos publicitarios solo en el primer trimestre, según The New York Times. “Perder anuncios de grandes marcas es doloroso, pero la mayor parte de las ventas de la compañía provienen de millones de negocios más pequeños que dependen en gran medida de la plataforma.”

El foco de atención ahora está en Mark Zuckerberg, quien tiene todo el poder en Facebook, finaliza el diario neoyorkino. Su complicada relación con Trump está en el centro de la controversia, y cómo se desarrolle determinará qué tan dañino será el boicot para su compañía.

Artículos Relacionados