“Discursos de pirómanos ponen en riesgo lo que ha construido el país”

Al intervenir en el 87° Congreso Nacional de Cafeteros, el presidente dijo que “el reto que tenemos como país, hoy, es pasar las páginas de la pugnacidad, dejar de vernos los colombianos, entre hermanos, como rivales, ver quién le gana el pulso al otro”.

“No podemos dejar que los discursos de pirómanos pongan en riesgo lo que ha construido el país, porque lo que hemos construido no le pertenece a nadie, es una construcción colectiva; no es la individualidad de ningún líder político, es el esfuerzo de todo un país”.

Así lo manifestó el presidente Iván Duque, durante su participación en el 87° Congreso Nacional de Cafeteros, que organizó la Federación Nacional de Cafeteros.

En su intervención, el Jefe de Estado dijo que en Colombia hay muchas “frustraciones acumuladas en el tiempo”, y los ciudadanos son impacientes ante esos problemas que envejecieron mal, pero “nosotros no llegamos a la presidencia para quejarnos sino para trabajar con amor por este país”.

Al recalcar que es natural que haya reclamaciones de los colombianos, sostuvo que, en los 16 meses que lleva en el Gobierno, ha tratado de solucionar los problemas del país. “Qué más quisiera yo que decirles a los colombianos que ya todos los problemas están resueltos, pero eso sería una ilusión, sería algo prácticamente de ciencia ficción”.

Agregó que “lo que sí puedo decir es que, en 16 meses, hemos tratado de abordar las complejidades y los problemas del país, con humildad y con decisión, sin espíritu promesero ni vendiendo soluciones milagrosas ni andando con varitas mágicas; lo hemos hecho manteniendo una economía creíble, lo hemos hecho manteniendo responsabilidad fiscal, pero lo hemos hecho teniendo la creatividad para buscar soluciones”.

Subrayó que “el reto que nosotros tenemos como país, hoy, es pasar las páginas de la pugnacidad, dejar de vernos los colombianos, entre hermanos, como rivales, ver quién le gana el pulso al otro”.

“Esa no es la Colombia que hemos construido; nosotros hemos construido un país en medio de muchas adversidades, pero lo hemos hecho porque hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en muchas cosas, y no podemos dejar que nada nos arrebate lo que hemos construido, porque a Colombia nadie le ha regalado nada”, resaltó.

Insistió en que el país ha superado, unido, “los peores momentos del narcotráfico, del terrorismo y de la violencia bipartidista por décadas”, de modo que “no podemos dejar que nadie nos lo arrebate, ni que los discursos de pirómanos pongan en riesgo lo que ha construido el país; porque lo que hemos construido no le pertenece a nadie, es una construcción colectiva; no es la individualidad de ningún líder político, es el esfuerzo de todo un país”.

En su mensaje, Duque reiteró que todo lo que Colombia quiera conquistar lo debe hacer sin violencia, porque “nada puede justificar que para defender un derecho se les violen los derechos a otros ciudadanos: ni el derecho al trabajo ni la movilidad ni el derecho a la educación, ningún otro”.