Así consumen los ‘millennials’, ‘centennials’ y ‘baby bommers’ en Colombia

La diferencia generacional detalla un comportamiento diferente, sin embargo, una constante es que el consumidor es cada vez más racional y visita más puntos de ventas para abastecerse.

La manera de consumir ha cambiado. Hoy, las personas están cada vez más informadas y tienen más alternativas para adquirir un producto. Mientras en 2015 visitaban 12 canales, en 2018 pasaron a visitar 14, lo que denota una menor lealtad al canal y un crecimiento de canales emergentes en el país. Además de esto, la frecuencia de compra también se redujo en 25% en los últimos siete años.

“Los hogares están más racionales a la hora de hacer sus compras. Buscan planificar y hacer elecciones correctas de productos para que sus gastos se ajusten al tamaño de su bolsillo. De igual manera, en estas adquisiciones, ya incorporaron las marcas propias, que en 2017 representaban 12% del gasto del hogar y hoy ya llegan al 17% del gasto”, así lo reveló Carolina Andrade, coordinadora de marketing de Kantar Worldpanel.

¿Cómo es el consumo por generaciones?

Millennials, los indulgentes

Esta generación, que representa el 30% de los hogares, es denominada como los indulgentes porque las categorías que más consumen están relacionadas con el bienestar y el placer del momento (gaseosas, chocolates, cervezas, refresco en polvo, fragancias, snacks, té, ponqués, mayonesa y alimento para mascotas).

El gasto promedio de estos hogares es 24% mayor que el promedio de Colombia. Tienen un gasto promedio por compra de $20.400 pesos; y van 16 veces más a los puntos de venta que el promedio nacional. Por otro lado, las marcas propias representan el 12% de su gasto y además, prefieren los supermercados independientes y las ventas por catálogo. Los canales emergentes, como el comercio electrónico, está más presente en esta generación, en donde la compra de productos de la canasta de consumo masivo por internet llega a 2% de penetración en esta generación. Internet aún es un canal que tiene un potencial enorme en el país. (Lea también: 3,6% de los hogares colombianos hacen compras de consumo masivo online)

Generación X, prácticos y amantes de la leche

Representa el 38% de los hogares, son prácticos y amantes de la leche. Las categorías que más consumen están relacionadas con la practicidad que buscan en el día a día, como productos listos que faciliten la vida como: pastas, jugos industrializados, aguas embotelladas, cremas y sopas, productos depilatorios, chocolate de mesa, papas/yucas congeladas, modificador de leche, kumis, leche líquida y yogurt.

Su gasto promedio es 33% mayor que el promedio colombiano, manejan un gasto promedio por compra de 20.200 pesos y van 33 veces más a los puntos de venta que el promedio del país. Las marcas propias representan el 14% de su gasto, asimismo, se inclinan por hacer compras en minimercados y el canal tradicional.

Baby Bommers, preparados y tradicionales

Ellos representan el 32% de los hogares y son los “preparados o tradicionales” y aman el hogar. Las categorías que más consumen están relacionadas con el cuidado del hogar y la salud: pañuelos faciales, insecticidas, protección solar, agua embotellada, refresco en polvo, café, servilletas, jabón en barra y toallas de cocina.

Manejan un gasto promedio de 34% mayor al promedio de Colombia, tienen un gasto de compra de $20.300 pesos y van 32 veces más a los puntos de venta que el promedio país. Las marcas propias representan el 15% de su gasto, les gusta hacer compras en los formatos tradicionales y en las grandes cadenas. (Lea también: Consumo de hogares seguirá jalonando la recuperación)

En conclusión, Andrade explicó que “la industria y el canal necesitan adaptarse a los cambios de consumo que se están presentando y enfocarse en estrategias distintas para sus targets. Conocer muy bien el público, sus necesidades, innovar y comunicar de formas distintas es muy relevante en el entorno actual; una vez que cada generación tiene una forma particular de consumir”.