Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


1 de cada 2 empresas en Colombia no estaba preparada para el teletrabajo

La pandemia echó por el suelo el absurdo e intrusivo modelo de monitorear a los empleados para controlar cuántas horas permanecen sentados en el escritorio.

A raíz de las cuarentenas declaradas por el Gobierno nacional, la gran mayoría de organizaciones en Colombia tuvieron que hacer lo impensable: enviar a sus empleados a trabajar desde el hogar.

Es que antes de la pandemia, el teletrabajo era visto por muchas empresas como un terreno inexplorado, en el cual era difícil ingresar debido a las creencias erróneas de los directivos y por absurdas políticas implantadas desde los  departamentos de recursos humanos.

Acciones como monitorear continuamente al personal desde que llega a la oficina -y controlar las horas que permanece sentado en su escritorio hasta que sale a su casa-, son cosa del pasado. Al fin y al cabo, algo bueno debería dejar esta pandemia.

Monica Garcia, directora ejecutiva, Acrip

Hoy, luego de casi tres meses de haber iniciado las cuarentenas obligatorias, la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip), se tomó el trabajo de saber a ciencia cierta si las empresas estaban preparadas para el trabajo remoto y virtual.

Para llevar a cabo esta investigación, Acrip consultó a 200 empresas, la mayoría (95%) privadas en los todos los sectores y de todos los tamaños.

Las respuestas no sorprenden, pues además de encontrar que 1 de cada 2 empresas en Colombia no contaban con políticas de teletrabajo antes de la pandemia, también reveló que –luego de su implementación-, el 53,4% de ellas afirmó que sus colaboradores trabajan más horas de lo normal desde su casa.

El reporte de Acrip encontró también que el 98% de las empresas está operando a través del trabajo remoto, mientras y que el 76,2% piensa mantener esta modalidad entre 1 o 2 días a la semana, una vez se termine el aislamiento preventivo.

“Esta es una oportunidad única para que las empresas replanteen sus estrategias, que reconozcan la importancia y las ventajas de implementar la transformación digital y la adecuación de nuevos modelos de trabajo digital, siendo el área de recursos humanos el eje principal para liderar estos procesos de cambio”, dijo la directora ejecutiva de Acrip, Mónica García.

ESTRÉS Y ANSIEDAD

Sin embargo, no todo es rosa, pues las organizaciones han detectado altos índices de estrés y ansiedad entre sus teletrabajadores. Por ello, dice Acrip, el 68,3% de las compañías han tenido que implementar acciones de apoyo psicológico.

Además, aquellas empresas que implementaron el teletrabajo reportaron tres desventajas que no habían calculado: la dificultad para el autocontrol de los colaboradores, la distorsión en la comunicación interna y la acumulación de tareas.

 

HERRAMIENTAS REMOTAS

Ahora bien, el estudio detectó que el 79,5% de las organizaciones aseguró haber entregado computadores portátiles sus empleados remotos, mientras que un 37,9% dijo que adquirió planes de telefonía celular.

Otro 23,6% aseguró pagar por aplicaciones para video llamadas y un 15,5% reveló que pagó por planes de internet.

“Las áreas que más están trabajando bajo esta modalidad actualmente son las administrativas y comerciales, siendo los directivos y la alta gerencia los cargos que mayoritariamente están en trabajo remoto. Solo el 54% del personal de base trabaja así”, continuó Garcés.

DESTRUYENDO MITOS

Juan Diaz, CEO, Davinci

Según el CEO de Davinci, Juan Díaz, es claro que todavía queda un largo camino por recorrer para que el trabajo remoto se convierta en una práctica común dentro del sector empresarial colombiano. “Aun persisten lastres como las supuestas altas inversiones que requiere, o la creencia errada de que la única forma de obtener resultados es a través de la supervisión permanente de las pantallas de los trabajadores”, dice.

En este nuevo escenario, la motivación y el liderazgo deben primar en el proceso de transformación de una empresa que haya decidido sumarse al teletrabajo. Dada la coyuntura actual, los líderes deben mantener una comunicación constante con su equipo y transmitir tranquilidad para hacer más fácil los cambios que se avecinan.

“No hay nada que temer, todo es un proceso”, finaliza el ejecutivo de Davinci. “Más que dotar al colaborador de equipos tecnológicos o software que puede usar en su hogar, el teletrabajo implica adoptar una cultura de orientación a resultados, donde cada uno de los colaboradores comprenda la importancia de su trabajo y las expectativas en torno a este”, finalizó el ejecutivo de Davinci.

Artículos Relacionados