Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Megainversiones, la apuesta de Colombia para atraer capital extranjero

Un impuesto de renta más bajo, exoneración del impuesto al patrimonio o renta presuntiva y estabilidad jurídica son algunos de los beneficios de este nuevo régimen.

Colombia puede atraer inversión extranjera en sectores como la industria farmacéutica; cosméticos y aseo, entre otros. Foto: Unsplash (Louis Reed)

Con la expedición del nuevo régimen de megainversiones, se abren oportunidades para atraer grandes inversiones al país, aprovechando la reconfiguración comercial que se está gestando a nivel mundial y las ventajas que tiene Colombia frente a otros países de la región.

Esa fue una de las conclusiones de un foro virtual organizado por la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado (ColCapital), en el que se analizaron los incentivos y oportunidades para atraer la inversión extranjera al país.

Martín Gustavo Ibarra, presidente de Araújo Ibarra Consultores, dijo que el régimen de megainversiones es una decisión acertada del Gobierno, ya que reduce hasta un 27% el impuesto de renta para las empresas -la tasa más baja en la Alianza del Pacífico- y 0% para el socio; permite depreciar todas las inversiones que se realicen en los dos primeros años; suscribir un contrato de estabilidad tributaria por 20 años, y exonera del impuesto al patrimonio o renta presuntiva.

“Paradójicamente, hoy Colombia tiene la mejor estructura fiscal del país de los últimos 20 años, muy superior a la que tuvimos en los gobiernos anteriores, y la mejor de América Latina. Además, los beneficios de las megainversiones pueden combinarse con los incentivos propios del régimen de zonas francas”, explicó Ibarra.

Una muestra de cómo se podrían combinar las ventajas de ambos regímenes es la creación de una empresa de autos eléctricos en Cali, aprovechando su cercanía con el Pacífico y con una inversión cercana a los 500 millones de dólares.

“La zona franca permitiría reducir el valor del Capex porque eliminaría el IVA sobre el edificio, así como el arancel de IVA sobre la maquinaria y equipo; y la megainversión mejoraría el Opex porque bajaría del 33% -más el 10% residual del socio- al 27% el impuesto único; y permitiría depreciar en dos años toda la inversión”, explicó.

Colombia, destino ideal de nearshoring

María Claudia Lacouture, directora de la Cámara Colombo Americana de Comercio, AmCham Colombia, indicó que la relocalización de empresas (nearshoring) es un proceso que comenzó hace dos años, a raíz de la tensión comercial entre China y Estados Unidos, y que se aceleró con la pandemia de la covid-19.

“Esa reconfiguración comercial cambió el concepto de las cadenas globales de valor y abrió paso a las cadenas regionales. En el caso de Estados Unidos, sus empresas están buscando nuevos destinos de proveeduría, más cercana, confiable y con reglas estables, lo cual es una oportunidad para Colombia”, aseguró Lacouture.

Como parte de la estrategia ya ha habido contactos con 50 multinacionales norteamericanas, europeas, asiáticas y latinoamericanas interesadas en relocalizarse en en el país, a raíz de ese rompimiento de las cadenas de suministro.

Colombia puede atraer inversión extranjera en sectores como la industria farmacéutica; cosméticos y aseo; manufacturas e insumos para calzado, prendas de vestir y textiles; industria automotriz; industria de alimentos y bebidas; tercerización avanzada de servicios; software e innovación digital; y logística y comercio electrónico.

“Colombia requiere una infraestructura que le permita acceder a los mercados internacionales, adoptar nuevas tecnologías y prepararse para la industria 4.0, así como contar con una mano de obra calificada que sea pertinente versus los costos laborales”.

Artículos Relacionados