Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Economía analítica impulsará el crecimiento de las empresas en 2018

La economía analítica combina la gestión de datos, soluciones analíticas y capacidad de colaboración para crear nuevas visiones de negocios.

La economía analítica es una tendencia que evoluciona los procesos de transformación digital. Ya hace parte de la agenda de países desarrollados en la que las organizaciones privadas y entidades públicas se diferencian, hacen más eficientes sus labores y alcanzan nuevos niveles de éxito con una combinación de gestión de datos, soluciones de analítica y colaboración para obtener mejores resultados en las diferentes actividades que se desarrollen.

“Esta combinación de datos, análisis y capacidad de colaboración forma la base de la economía analítica, donde cada visión despierta la siguiente. Es un concepto que funciona en forma similar al del interés compuesto, solo que en este caso el valor proviene de los conocimientos compuestos y donde las personas trabajan juntas con datos y máquinas para acelerar la innovación, creando un motor ininterrumpido para el progreso”, explicó Vivian Jones, de SAS.

De acuerdo con el experto: “es el momento adecuado para sacar provecho de la economía analítica, ya que los análisis ahora son más fáciles de hacer y usar por todo tipo de profesionales, desde los científicos de datos hasta los usuarios comerciales y ejecutivos. La madurez e impacto de los análisis en la toma de decisiones han aumentado su adopción, mientras que la convergencia de soluciones emergentes y capacidades existentes está abriendo nuevas posibilidades de crecimiento y desarrollo”.

 Personas, procesos y tecnología: los pilares

Para que una organización tenga éxito en la nueva economía analítica y se convierta en un disruptor en su mercado, se deberán tener en cuenta tres niveles específicos de intervención: en personas, procesos y soluciones tecnológicas.

En personas, la intención es impulsar en todas las esferas de las organizaciones la adopción de una verdadera voluntad y cultura analítica.

 En cuanto a los procesos, la intención es eliminar los silos existentes en las organizaciones y establecer gobernanzas de modelos de datos y análisis. En informes como “Analytics como fuente de innovación”, elaborado por MIT en 2017, se establece que las sólidas prácticas de gobierno de datos realmente permiten compartir y aprovechar la información, lo que facilita y potencia la innovación. “Las empresas que comparten datos internamente obtienen más valor de sus análisis”, concluye en uno de sus apartes el estudio.

Sin embargo, todos estos datos son inútiles sin análisis compartidos para descubrir los patrones y las ideas. Compartir modelos y métodos de descubrimiento de análisis, es donde una organización puede ver un mayor valor. El descubrimiento efectivo y compartido elimina la burocracia y las restricciones, lo que permite que las organizaciones sean creativas. 

Y, finalmente, se buscará que las organizaciones tengan la tecnología que realmente necesitan. Si las soluciones y los datos en diferentes entornos no se pueden integrar, este es un punto de falla. Bajo esta perspectiva se buscará respaldar una diversidad de soluciones, tecnologías y lenguajes de programación a través de una plataforma centralizada y gobernada. Una plataforma permite a los usuarios crear rápidamente valor a partir de datos moviéndose a la perfección en el ciclo de vida analítico, perfeccionando la ruta desde los datos hasta las decisiones.

Artículos Relacionados