Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


De presencial a virtual, la educación enfrenta múltiples desafíos

Contenidos, metodologías y tecnología. Implementar educación online requiere de cambios de mentalidad, pero también de herramientas especializadas.

JESHOOTS.COM on Unsplash

El modelo de ‘alternancia’ propuesto por la ministra de Educación, María Victoria Angulo, que implica clases presenciales cada cierto tiempo combinadas con clases complementarias a través de herramientas digitales y pedagógicas, aún tiene mucho camino que recorrer debido a la expansión de la pandemia.

Es que el brote de Covid-19 tomó por sorpresa a las instituciones académicas. Ellas no estaban preparadas tecnológicamente para pasarse casi totalmente al modelo de virtualidad.

Y aunque la implementación de plataformas de gestión de aprendizaje para educación online seguirá vigente y en la agenda del país por mucho tiempo, principalmente porque el Gobierno Nacional ha propuesto un modelo de alternancia para los estudiantes desde agosto de 2020.

Además, “las instituciones educativas, en todas las etapas y sin importar si son públicas o privadas, se vieron obligadas a dar un salto inmediato y casi desesperado a este modelo en muy poco tiempo”, señaló un reporte del Laboratorio de Economía de la Educación (LEE), un órgano de investigación de la Universidad Javeriana.

En esta coyuntura, dice el informe-, los ecosistemas digitales han brindado aportes esenciales para que los modelos educativos no pierdan continuidad y el aprendizaje de los estudiantes siga adelante.

Es que según datos del MinTIC, las clases virtuales en Colombia han aumentado al menos en un 70% gracias al esfuerzo de las diferentes instituciones que no han querido detenerse.

En este sentido, las cifras de LEE revelaron que el 96% de los municipios del país no podrían implementar clses virtuales porque menos de la mitad de los estudiantes de grado 11 tiene computador o internet en casa.

Esto contrasta además con las cifras del Ministerio de Educación: a inicios de 2019, de los 8.641 programas que existen solo se ofrecían 718 en modalidad virtual y a distancia; y únicamente 26 de estos cuentan con acreditación de alta calidad.

Hoy las cosas se han inclinado un poco a favor de la educación online, pues el mismo MinTIC señaló en enero de 2020 el país llegó a 65 millones de líneas de telefonía móvil, de las cuales cerca del 80% tienen acceso a internet.

Mientras tanto, Euromonitor reveló que casi el 75% de los colombianos están dispuestos a adquirir móviles de gama media o alta, que aseguran conectividad a la red.

Ante esto, Canvas, plataforma de gestión de aprendizaje, lanzó los retos principales que enfrentan las instituciones de educación para tratar de desmarcarse de la enseñanza no presencial. Veamos:

Resistencia al cambio

Todo cambio o crisis al final supone nuevos aprendizajes y, frente a esta contingencia, la experiencia de quienes con antelación desarrollaron modelos online han entendido la oportunidad y para los demás ha sido un reto continuar con las clases, por lo que plataformas digitales hacen de la implementación un proceso menos traumático y más eficiente, gracias a los tiempos de migración y al aprovisionamiento rápido que tiene cuando crece la demanda de estudiantes de forma exponencial.

Flexibilidad en contenidos y metodologías

Al acelerar la adopción de herramientas para la enseñanza a distancia hizo que las instituciones vieran que llegó la hora de transformar la forma de entregar los contenidos, pero deben definir cómo hacerlo. No se trata simplemente de subir el mismo material de una clase presencial a una plataforma de internet. Es mucho más. Se trata de desarrollar contenidos y modelos educativos para que se adapten al mundo online.

Entrenamiento amigable para los docentes

Hoy existen más barreras humanas que en la tecnología, las herramientas son cada vez más fáciles de usar e intuitivas, pero para romper dichas barreras se requiere una herramienta amigable que con un entrenamiento básico y en pocas horas los profesores puedan orientar una clase con aplicativos virtuales a la perfección.

Crear comunidades de trabajo colaborativo

En el proceso de adaptación a la educación online primero está escoger el software, luego adaptar el contenido y posteriormente lograr una interacción adecuada y no es lo mismo subir archivos de forma mecánica a que las plataformas sean colaborativas y participativas con dinamismo. La educación a distancia facilita el acceso a grupos, chats, debates, foros, tutoriales y prácticas que enriquecen el conocimiento.

Fortalecer el seguimiento a cada estudiante

Las instituciones deben entender que las plataformas digitales ofrecen la posibilidad de analizar la información y los contenidos que recibe cada estudiante, así como estudiar la usabilidad y sus hábitos de comportamiento al entrar al y demandar contenidos, para tomar decisiones adecuadas sobre su formación identificando fortalezas y oportunidades de mejora mucho más rápido.

 

Artículos Relacionados