En 2019, inversión extranjera directa alcanza cifra que no lograba desde hace cuatro años

Este rubro representó para el país US$10.366 millones durante el año pasado, lo cual registra un crecimiento de 19, 2% con respecto al 2018 cuando entraron US$8.693,4 millones.

En 2015, la inversión extranjera llegó a US$11.444. Específicamente por concepto de petróleo, hidrocarburos y minería aumentó 4,9 %, ya que pasó de US$6.536,2 millones en 2018 a US$6.857,8 millones en 2019. En otros sectores, la inversión aumentó 62,63 %, porque llegó a US$3.508,3 millones en 2019 y en 2018 había sido de US$2.157,2 millones.

Por otro lado, el Banco de la República difundió que también creció el porcentaje de remesas en 17,2%, cifra que al igual que la correspondiente a la de inversión extranjera rompió récord en 2019. El máximo histórico que alcanzaron los giros elaborados mes a mes por colombianos desde el exterior hacia el país llegaron a los US$8.247 millones; mientras que en 2018, las remesas alcanzaron un valor de US$7.035 millones.

Aunque son buenas noticias en materia económica para Colombia, los colombianos están a la expectativa del porcentaje en el que se va a ubicar la tasa de desempleo del último mes de año pasado, teniendo en cuenta que la desocupación laboral se mantuvo al alza en el transcurso del 2019, tal que en promedio se ubicó en 10,6 %. El valor anterior es alto si se compara con el 9,8% que corresponde a la tasa de desempleo en el país desde el inicio de la década  hasta 2018, siendo 2010 el año que registró la cifra más alta (11,8%).

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) realizó sus proyecciones macroeconómicas para Colombia durante este 2020, afirmando que habrá una recuperación y se logrará un incremento del PIB en el presente año que sea de 3,3 %. Aunque el Banco Mundial espera un crecimiento de 3,6% y el Ministerio de Hacienda del 4%.

En caso de concretarse esta teórica recuperación no necesariamente habría también una recuperación de la tasa de desempleo.  No obstante, medidas como el Decreto 2365, anunciado por el Gobierno en la semana pasada para permitir que entidades del Estado puedan contratar  jóvenes de entre 18 y 28 años que no acrediten experiencia son formas de reducir el desempleo y ubicar la tasa de desocupación más acorde al promedio de la región que se encuentra en 7,8%.