Cadena textil-confección por fin ve la luz al final del túnel

“El crecimiento previsto 2019 es prometedor, pero obliga a la transformación de la oferta”, explica Carlos Eduardo Botero, presidente de Inexmoda.

21 de enero de 2019

A pesar de la incertidumbre económica y política del primer semestre, 2018 representó una especie de punto de inflexión para el país con un crecimiento superior al 2,5% y un desempeño positivo en la mayoría de los subsectores de la industria, que cerró el año con el indicador de capacidad instalada superior al promedio histórico del 79,8%, según la Andi.

A ese panorama alentador no fue ajeno al sector Textil-Confección, que durante los últimos años es vio afectado por los problemas de competitividad de la economía y el contrabando, pero que en 2018 -según Carlos Eduardo Botero, presidente de Inexmoda- registró un aumento en sus indicadores de producción: 3,5% en hilatura, tejeduría y acabado de productos textiles, y un 0,7% en producción de prendas de vestir.

¿La clave? Según Botero, un aumento en la confianza por parte de los empresarios, una vez despejada la incertidumbre política y un incremento en la demanda, una situación que el gremio espera se consolide en 2019, a pesar del impacto que pueda tener la última reforma tributaria sobre el bolsillo de los consumidores colombianos.

“El crecimiento previsto 2019 es prometedor, pero obliga a la transformación de la oferta, ya que nuevas formas de comercio nos están abriendo una ventana al mercado internacional”, explica el presidente del gremio que hoy da inicio a la edición 31 de Colombiatex, un evento al que concurrirán 600 marcas nacionales e internacionales, en el recinto ferial Plaza Mayor en Medellín, y unos 14.800 compradores de 60 países.

Esta me gusta

Con una invitación a “Conectar Saberes”, la nueva edición de la Feria busca consolidar el dinamismo del sector a través de sus ejes: negocios, moda y conocimiento, en un momento en el que los empresarios están mirando nuevamente a los mercados externos, lo que se refleja en un aumento en las exportaciones de confecciones del 8% y de un 6% en textiles.

En una cadena que, a pesar de los problemas de los últimos años, genera más de 600.000 empleos directos y representa el 10% del PIB industrial, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo Abondano, invitó a los empresarios para que se unan a la  campaña ‘Compra lo nuestro’ y a preferir los productos hechos en Colombia.

“Estamos poniendo en marcha acciones orientadas por una agenda integral que contiene temas fundamentales para el sector como una mayor productividad y la búsqueda de mayores exportaciones”, afirmó el ministro Restrepo al señalar que, de la mano de los actores de la cadena, de ProColombia y del Programa de Transformación Productiva (PTP), se ha trabajado, por ejemplo, en acciones como el restablecimiento de la cadena productiva algodonera, en la potencialización de 240 compañías en seis regiones y en el mejoramiento de la eficiencia energética de las plantas.

“El aprovechamiento de los acuerdos comerciales es una prioridad, por eso el 100 por ciento de la delegación invitada proviene de mercados con beneficios arancelarios”, dijo por su parte Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

“Esto, sumado a la amplia producción de insumos, accesorios para la confección, nuevos desarrollos de tejido de fibras naturales y elásticas, además de empresas con gran capacidad de producción, innovación e integración vertical, hacen de Colombia un proveedor ideal para la industria alrededor del mundo”, añadió Santoro.