Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Recortes salariales y menores sueldos, el precio de trabajar desde su casa

Los empleados que se mudan a lugares más baratos para trabajar desde casa también tienen posibilidades de carrera más limitadas, según una encuesta global entre líderes de recursos humanos.

Foto: Unsplash (Bruno Emmanuelle)

¿Sueña con trabajar de forma remota desde casa, en una ciudad más barata y lejos de los trancones? Es muy probable que le paguen menos, según una encuesta a ejecutivos de recursos humanos de varios países del mundo, según reveló  una encuesta global de la firma cazatalentos Leathwaite.

Los empleados que se mudan a lugares más baratos para trabajar permanentemente desde casa también tienen posibilidades de carrera más limitadas, señaló la firma en su Encuesta Global de Recursos Humanos 2021.

Según el análisis, la mayoría de los líderes de recursos humanos encuestados (67/%) prevé que los empleados regresarán entre 2 y 3 días a la oficina este año y solo el 8% anticipa los 5 días de la semana.

Pero la mala noticia para los trabajadores es que el 45% de los 250 ejecutivos de recursos humanos que participaron en la encuesta dijeron que los salarios y las bonificaciones deberían ajustarse cuando las personas deciden trabajar de forma remota en áreas con un costo de vida más bajo.

¿La razón? Las personas que trabajan desde casa estarían compitiendo contra un grupo mucho mayor de rivales potenciales por su trabajo, según los ejecutivos de recursos humanos, que trabajaron para las principales empresas que cotizan en bolsa que operan en Estados Unidos, Gran Bretaña y Asia.

“Una característica del lugar de trabajo moderno será el mayor uso de un grupo de talentos global más competitivo y remoto”, dijo Andrew Wallace, socio gerente de Leathwaite.

De hecho, más de un tercio (39%) señaló que trabajar de forma remota afectará las posibilidades de promoción en las empresas.

Le puede interesar: Pandemia convirtió la vida laboral de muchos trabajadores casi que en un infierno

Si hay algo que trajo consigo la pandemia fue el teletrabajo. La crisis sanitaria desató una transformación increíble en los hábitos y preferencias de los trabajadores y de las organizaciones. Cambios que –según parece-, serán permanentes.

En este nuevo orden económico, las empresas tuvieron que revisar los procesos organizacionales tradicionales, incluso en cuestión de horas, para gestionar las consecuencias en las operaciones y por ende, en toda la cadena de valor.

Durante los primeros 180 días de confinamiento, las organizaciones se dieron cuenta que la pandemia se convirtió en la gran catalizadora de fenómenos latentes, especialmente en el área de gestión remota de personal.

Acá puede consultar la encuesta de Leathwaite: https://www.leathwaite.com/wp-content/uploads/Leathwaite-Global-HR-Survey-2021.pdf

Sin embargo, no todo es color rosa, ya que el teletrabajo es una modalidad que no estaba prevista en la mente de nadie. Menos en la legislación colombiana. “Antes de la pandemia, teníamos cerca de 122 mil teletrabajadores”, afirmó el Ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera. “Hoy podemos afirmar que tenemos a cerca de 4 millones de colombianos en las modalidades de trabajo en casa y teletrabajo”.

Además, algunas encuestas coinciden en afirmar que entre el 50 y 60% de los colombianos que actualmente trabajan dese casa, apoyan esta figura, mientras que el 82% la prefieren.

Según una encuesta realizada el año pasado por el Ministerio del Trabajo y la Asociación Nacional de Empresarios, ANDI, la casa no solo se convirtió en el principal lugar de trabajo para el 86,7% de los consultados, sino que el 57,7% dijo que sus jornadas habían excedido las 8 horas diarias.

La encuesta también reveló que 32% de los encuestados presentó una reducción en sus ingresos, mientras que el 46% aseguró que sus gastos aumentaron.

Esto significó la búsqueda de otras actividades económicas en 17% de los encuestados Allí se destacan el desarrollo de ventas de productos o alimentos por redes sociales y domicilio (71%), las ventas de servicios (8%) por redes sociales y a domicilio, y los emprendimientos familiares (6%).

Lea también: Teletrabajo y saturación de pantalla: bueno es culantro pero no tanto…

Artículos Relacionados