Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


¿Qué hemos aprendido sobre la transmisión del Covid-19?

79 estudios publicados en los últimos 12 meses que fueron examinados para adquirir una mejor comprensión de los factores claves en la transmisión del virus.

El doctor Muge Cevik -catedrático de la Universidad St Andrews y miembro del Grupo Consultor sobre Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (NervTag, por sus siglas en inglés) del gobierno británico- publicó un amplio metaanálisis de estudios recientes relacionados con el virus causante del virus.

Dentro de los hallazgos, el experto señala que la mayoría de las infecciones ocurrían en espacios cerrados. «Hasta tal vez mayo o abril, pensamos que cada interacción, cada escenario implicaba un riesgo similar. Pero está quedando mucho más claro que no todas las actividades o ambientes son iguales cuando nos enfocamos en la transmisión», dice Muge Cevik.

También explica que está quedando que la duración del contacto es importante. Cuanto más tiempo pases con una persona infectada, y cuanto más numeroso sea el grupo, mayor será el riesgo.

«Si estás en un entorno cerrado y estás haciendo varias actividades -cantando, gritando o comiendo- vas a producir muchas más microgotas. Y si no hay suficiente ventilación en el cuarto, esas microgotas permanecen suspendidas más tiempo», aseguró.

Destaca que los estudios demuestran que abrir una ventana disminuye el riesgo de infección. Por ejemplo [un estudio que examinó] un brote en un autobús. Y las personas que estaban sentadas cerca de una ventana no se infectaron.

En cuanto a las medidas de prevención como el lavado de manos, el experto recalcó que es de gran importancia. Pero se debe hizo énfasis que si una persona permanece  mucho tiempo en un espacio cerrado, sin la puerta o la ventana abiertas, el riesgo sigue siendo más alto, aunque se lave las manos.

Otro factor clave son las circunstancias socioeconómicas. El tamaño del hogar es bastante importante. Por ejemplo, un estudio en Francia demostró que si vives en lugares muy pequeños con mucha gente, el riesgo de infección es tres veces mayor que el de otra persona que tiene más espacio.

¿Cómo pueden estos hallazgos cambiar la estrategia de rastreo de contactos?

De acuerdo con el experto consultado por BBC, lo que el mundo ha aprendido hasta el momento del virus es que tiende a propagarse en cúmulos o agrupaciones de personas. Sin embargo, aseguró que este conocimiento no ha sido completamente asimilado en nuestra manera de pensar. «Tampoco ha sido asimilado en nuestras prácticas preventivas porque seguimos concentrándonos en las dinámicas de la transmisión tipo gripe, donde frecuentemente cada persona infecta a otra persona», explicó.

«Así que, saber dónde es que ocurre la trasmisión y entender los entornos de alto riesgo nos puede ayudar a crear una estrategia mucho más sutil y dirigida. Además, podría ayudarnos a orientar nuestros esfuerzos en el rastreo de contactos. Porque la mayoría de las personas habrán sido infectadas por alguien que también infectó a otras personas, frecuentemente al mismo tiempo. Eso quiere decir que debemos hacer un rastreo regresivo, encontrar a esas personas para identificar el escenario de la trasmisión», agregó.

Ante esto, el doctor señaló que crear una estrategia que se enfoque en los cúmulos -identificando los lugares vinculados al alto riesgo- podría ayudar a recuperar, poco a poco, la normalidad.

Aseguró es necesario que los mensajes son muy perjudiciales porque la gente realmente no entiende dónde está el verdadero riesgo.»Muchas personas todavía temen ir al supermercado, mientras que sí se sientan en un restaurante durante horas. El riesgo de trasmisión es muy diferente».

Finalmente, se refirió a los casos asintomáticos. «Creo que la gente asintomática -que básicamente no tiene síntoma alguno- no está contribuyendo [al contagio] tanto como alguien que ya tiene síntomas o que los desarrollará más adelante».

Señaló que las  personas asintomáticas parecen ser responsables, puesto que más o menos 20% de todas las infecciones, y probablemente son un tercio de infecciosas comparadas con las que ya tienen o desarrollarán síntomas.

«Eso nos dice que debemos enfocarnos mucho más en las personas sintomáticas: cómo identificarlas temprano, cómo hacerles pruebas temprano, cómo asegurarnos de que se aíslen durante el período más infeccioso en lugar de tratar de identificar a todo el mundo», concluyó.

Entrevista realizada por BBC 

 

Artículos Relacionados