Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


¿Qué diferencia hay entre un curso online gratis y uno pago?

A la hora de elegir un curso online, tenga en cuenta las tres modalidades existentes para que sepa porqué le cobran y qué obtendrá a cambio.

A la hora de elegir un curso online, tenga en cuenta las tres modalidades existentes para que sepa porqué le cobran y qué obtendrá a cambio.

La cuarentena ha llevado a que las universidades, los colegios y las escuelas de educación no formal, ofrezcan sus cursos en línea compitiendo con los que ya existían gratis o a menores precios.

Si usted ha estado buscando cursos para aprovechar su tiempo libre mientras está en casa, seguro se ha encontrado con unos cursos más costosos que otros o incluso gratis y al final no sabe porqué decidirse.

Conozca las tres grandes modalidades en las que se ofrecen estos cursos:

  1. Tutoriales gratuitos

En Youtube hay millones de tutoriales gratuitos de cualquier tema. Desde cómo maquillarse hasta cómo crear una empresa, pasando por cómo cortar el pelo o cómo cantar o tocar piano.

Normalmente estos usuarios buscan cinco objetivos: 

  1. Enseñar por el hecho de compartir con los demás información que consideran útil para los demás.
  2. Tener reconocimiento y estatus social frente a su familia, compañeros de trabajo o amigos.
  3. Posicionarse como expertos en una materia, ya que esta pantalla los puede hacer populares y darles credibilidad frente a un público offline en su trabajo, para vender otro producto o servicio.
  4. Monetizar el canal, generando ingresos con la publicidad que aparezca en su canal de la que Google comparte una fracción con los generadores de contenido.
  5. Ganar dinero como influenciadores de marca, mostrando productos o servicios por los que reciben dinero.

De esta manera, los tutoriales son gratis para los usuarios pero los generadores de contenido están ganando de otra manera.

La ventaja de estos cursos es que son gratuitos, son prácticos, están disponibles en cualquier momento, se pueden compartir fácilmente y ayudan a salir de dudas rápidas sobre el tema de interés.

La desventaja de que no hay manera de hacer un seguimiento al proceso como ocurre cuando hay un profesor en vivo. Usted como estudiante no sabe si está haciendo bien las cosas o en qué aspecto debe mejorar. Es información solo en una vía.

La información que se recibe es genérica. Por ejemplo en un tutorial de maquillaje, se aprende a hacer un maquillaje en particular, no se aprende el arte de maquillar. En un tutorial de piano se aprende a tocar una canción puntual, pero no se aprende música, gramática o no se adquiere la habilidad de componer.

  1. Los MOOC

Un MOOC es un “Massive Open Online Course”, es decir un curso abierto masivo en línea que busca llegar al mayor número de personas a un bajo costo o de manera gratuita. 

La diferencia con los tutoriales gratis, es que un MOOC se evalúa y se otorga un certificado. De esta manera usted pondrá a prueba sus conocimientos y obtendrá un sello o una garantía que demuestre que usted adquirió una competencia en particular.

Un MOOC está compuesto por varios recursos en línea que pueden ser videos, audios y textos que usted puede consultar las veces que quiera y a la hora que desee.

Como son masivos, el modelo de negocio de quien los crea es que se produce el contenido una sola vez y se obtienen ingresos infinidad de número de veces ya que cada vez que un estudiante nuevo aparezca, pagará por el curso.

Son comunes ofertas en páginas como Coursera, Domestika o Udemy a escala global. Lo nuevo es que las universidades tradicionales también los están ofreciendo tanto en Colombia como en el mundo. 

Los MOOC más populares que ofrece Domestika o Udemy cuestan alrededor de 30.000 a 60.000 pesos y los de las universidades en un promedio de 300.000 según el contenido.

Al final hay evaluaciones en línea, exámenes o trabajos que debe presentar donde debe demostrar que adquirió los conocimientos del curso.

En el caso de los MOOC de las universidades, lo interesante e que funcionan como módulos, en donde al obtener varios certificados de MOOC se puede convertir en un título. Estos MOOC pueden también convertirse en una moneda de cambio para canjear creditos en un programa universitario en clases teórica, ya que demuestran que usted ya conoce los contenidos de esa materia.

  1. Clases en vivo

El término correcto sería “Acceso remoto” para dar a entender que la clase simula la experiencia de un aula presencial pero por medio de una pantalla. Estos son lo cursos más completos ya que son los que ofrecen las instituciones que tienen presencia física como universidades, colegios, escuelas de artes y deportes.

Desde antes de la pandemia ya venían ofreciendo clases en línea pero ahora han transportado todo su espacio a internet.

En estas clases hay un recurso humano presente que es el profesor que se conecta en tiempo real con los estudiantes. Eso no ocurre en las otras dos modalidades, lo que de entrada hace que el curso sea más costoso.

La ventaja del acceso remoto es que usted tendrá disponible el profesor para que le haga las preguntas que tenga, haga comentarios, le pida explicaciones, correcciones y guía en vivo, algo que es imposible en la otra modalidades.

La interacción humana es el componente más importante en estas clases ya que el estudiante puede comunicarse no solo con el profesor sino con sus compañeros si se trata de una clase grupal.

De esta manera permite el desarrollo de los “soft skills” o habilidades blandas como trabajo en equipo, empatía, socialización argumentación, diálogo, escucha, competencia, respeto, tolerancia, puntualidad, modales, presentación personal, respeto y carisma, entre otras, habilidades imposibles de desarrollar en cursos donde usted esté solo frente a un video pregrabado.

Estas clases permiten hacer redes de contactos y amigos desde el profesor hasta los estudiantes y ayudan a que la cuarentena sea más amable ya que la hora de la clase será el momento de aprender pero  también de socializar.

La posibilidad de tener retroalimentación y de que el profesor haga seguimiento de cada estudiante según sus necesidades y habilidades, permiten un trabajo personalizado como si fuera presencial.

Estas organizaciones tienen costos fijos asociados al pago de los profesores, personal administrativo, publicidad, plataformas virtuales, impuestos, parafiscales, cámara de comercio, planta física, arriendos, comisiones bancarias por pagos, entre otros gastos.

 

Así que antes de decidir tomar un curso, asegúrese de qué modalidad se trata, ya que en ocasiones hay cursos MOOC que aparentan ser en vivo y luego los estudiantes se decepcionan porque reciben un montón de videos grabados que no querrán ver ya que estaban buscando una clase en vivo.

O por el contrario, puede que usted esté buscando un curso pregrabado para estudiar a la hora que usted desee e invertir poco dinero, y se encuentra con un curso de acceso remoto que le cuesta el triple que un MOOC y no sabe por qué es más costoso.

Artículos Relacionados