Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Cinco actividades físicas que los niños deben hacer para ser más saludables

Correr por la calle, saltar el lazo, lanzar una pelota, atrapar la pelota y patear un balón son algunos de los ejercicios que deberían realizar sin problemas.

FOTO: pexels

Un estudio realizado por el profesor de educación física, John Jairo Sandoval Cardozo, determinó que hay un preocupante atraso en el desarrollo de ciertas habilidades motrices de los niños de primaria, en especial de los del grado tercero, que fueron los que utilizó para adelantar la investigación.

El docente evaluó 127 niños del colegio distrital Enrique Olaya Herrera, encontró que solo 41 estaban en unos parámetros que podrían ser considerados normales, mientras que los 85 se quedaron en los estadios ‘inicial y elemental’.

Asimismo, dos terceras partes de los niños no alcanzaron la madurez de sus patrones. Es decir, que el 69 %, más de las dos terceras partes de esos niños menores de 10 años, no alcanzó la madurez, ya sea en uno, dos, o más Patrones Básicos de Movimiento.

Cuadro de rendimiento

“Se debe tener en cuenta el contexto de desarrollo del niño. Por ejemplo, si siempre ha estado o se la ha promovido el sedentarismo, que siempre esté sentado, la falta de actividad física, que no lo llevan al parque, que no jueguen con él desde pequeño, pues todos esos elementos empiezan a afectar la parte de su desarrollo motor. No se le dan muchas vivencias al niño en ese sentido”, analizó el catedrático.

Hay que partir de que los Patrones Básicos de Movimiento (PBM) son la materia prima para adquirir movimientos más complejos. Por ejemplo, para la práctica de un deporte, para la vida cotidiana. Por eso es importante trabajar desde estas edades.

Teóricamente los niños deben tener un patrón de movimiento desarrollado más o menos hasta los 10 años. En otras palabras, a los diez años ya deben tener un estado maduro, pero desafortunadamente hay niños de 12 y 13 años que tienen estados inmaduros.

“Hay que hacer un trabajo muy fuerte desde preescolar, primero, segundo y tercero, inicialmente, para que no se presenten este tipo de dificultades”, señaló el profesor.

Problemas de la educación física en la formación virtual

“El esquema corporal, o sea todo el cuerpo del niño, no sale en la pantalla. Sale solo una tercera parte y entonces, uno como profesor, pierde dos terceras partes de lo que está haciendo el niño. No sabe si lo está haciendo bien, si lo está haciendo mal. Los niños, también, solo logran verlo a uno el 50% o una tercera parte del cuerpo y ahí se pierde ese elemento”, explica.

Igual, en el grupo evaluado hubo un reconocimiento de los patrones de movimiento como tal y los niños empezaron a reconocerlos en correr, salta, patear, porque otros ni siquiera los reconocen y después comenzaron a evidenciar en qué nivel estaban. “Eso es también parte de la ganancia de este trabajo”, acotó.

El pasado 15 de febrero, cuando retornó la presencialidad a ocho colegios del Distrito, el profesor Sandoval fue uno de los 116 docentes que volvieron, después de diez meses de estar alejados de las aulas.

“El tema del seguimiento, de la interacción social, de la corrección del esquema corporal es fundamental. Entonces eso va a tener su repercusión. Incluso hay estudios que vinculan un buen desarrollo de los patrones básicos de movimiento con un buen rendimiento académico”, concluyó.

Artículos Relacionados