Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Camino a la reactivación, tres factores clave para tener en cuenta

No descuide nunca factores como las sensaciones de su cliente, qué le gusta, que lo hace feliz, a qué sector pertenecen, a qué tipo de público espera llegar.

Por: Alexander Riascos Caicedo

Está claro que en este último año muchos sectores económicos, por no decir la gran mayoría, sufrieron golpes fuertes y casi de “knockout”, llevándolos a la lona casi fulminados.

Algunos de esos pudieron levantar vuelo, y no hablo solo de las aerolíneas, sino de empresas que por su característica del modelo de negocio lograron arañar ventas y mejorar un poco su nivel de productividad.

Ahora, con la entrada en vigencia del decreto del gobierno nacional todos los negocios volverán al ruedo, pero ¡atención! conservando algunas restricciones, sobre todo las que tiene que ver con aforos, además de medidas de salubridad.

Pero aun siendo así, los negocios tendrán que ingeniárselas para que con menos aforo se logre llegar a niveles de ingresos que aseguren no solo su sostenimiento, sino rentabilidad. La pregunta es ¿Cómo lo harán?, si no alcanzarán a llegar a la cantidad de visitantes que habían tenido antes.

Lo primero a tener en cuenta es que los precios no pueden subirse sin una razón de peso que así lo indique. Es por eso que hay factores que entrar a jugar en la ecuación de cara a ser altamente atractivos para el cliente y que estos ante la percepción de valor estén dispuestos a asumir leves incrementos, su frecuencia de visita aumente o por consiguiente se atraiga nuevos clientes.

En este sentido ¿En qué deberíamos trabajar desde hoy mismo para mejorar los ingresos en los negocios?

Identifique su verdadera propuesta de valor, que es lo que hace que las personas lo prefieran a usted antes que a otro lugar.

Asegúrese de conocer y garantizar que su Mapa de Experiencia del Cliente sea impecable, identifique potenciales puntos críticos o de fricción y soluciónelos, a fin de que todo esté meticulosamente preparado.

Innovar, esta palabra en sí seguramente la ha escuchado constantemente, pero hay que saberlo hacer. La innovación no parte necesariamente desde el producto o servicio, la innovación parte desde el problema.  En otras palabras, desarrolle su capacidad de observación, análisis y a partir de ahí trabaje con sus colaboradores en ideas que respondan a esas necesidades.

No descuide nunca factores como las sensaciones de su cliente, qué le gusta, que lo hace feliz, a qué sector pertenecen, a qué tipo de público espera llegar.

Esto más que enredarle el camino, le hará mucho más fácil su avanzada hacia una recuperación no solo exitosa, sino sostenida en el tiempo. Recuerde que un cliente estará dispuesto a pagar más por un producto o servicio, sí y solo sí percibe más valor en lo que está adquiriendo.

Consultor Empresarial
LinkedIn: @alexriascosc
Twitter:  @alexriascos

Artículos Relacionados