Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Así se garantiza un retorno gradual de los niños a las aulas de clases en Colombia

Según el Ministerio de Educación, el 59% de las secretarías de Educación del país avanzan en la implementación de la alternancia para el retorno gradual, progresivo y seguro de los estudiantes a las aulas, en la etapa de mayor cuidado en medio de la pandemia.

Después de más de un año recibiendo clases de un tutor que iba a la casa, Jaime González (*), un niño de 10 años de edad, volvió a pisar el aula de su colegio en Bogotá. En esta oportunidad, para subirse a la ruta se encontró con una monitora con máscara y careta, que lo recibió con su respectiva dosis de gel y un tapete bioseguro.

Como Jaime, ya los niños de más de 600 colegios, de los 1.741 establecimientos privados han retomado clases presenciales, mientras que sólo en Bogotá entraron ocho colegios públicos, de los 138 que hay en la ciudad.

“Estoy feliz porque pude ver a mis amigos, a los profes…” comenta, Cynthia Soler (*) estudiante de quinto de primaria, quien además de los cuadernos, colores y carpetas, lleva en su maleta el gel, alcohol, tapabocas de cambio y guantes.

Según el Ministerio de Educación, el 59% de las secretarías de Educación del país avanzan en la implementación de la alternancia para el retorno gradual, progresivo y seguro de los estudiantes a las aulas, en esta etapa en la que si bien se inicia la vacunación por Covid-19, se requiere el mayor cuidado en medio de la pandemia.

A juicio de especialistas como Marcos Ganzert, director académico para América Latina de la red de colegios canadienses Maple Bear, es importante seguir estas recomendaciones para que el regreso a clases sea más provechoso para niños y familias.

  • Reforzar en los pequeños los aspectos positivos de estar de vuelta en las aulas y aprendiendo nuevas cosas en un entorno familiar y amigable, de ver sus compañeros y poder estar con ellos, haciendo énfasis en las nuevas rutinas y procedimientos escolares, para que todos nos mantengamos saludables.
  •  Considere en sus tiempos y jornadas que sus hijos pueden acudir dos o tres días al colegio presencial y los otros sigue con actividades en distancia.
  •  Las experiencias en otros países muestran que lo más recomendable es que las escuelas tengan una entrada y salida escalonada, dividiendo a los grupos de alumnos.
  • De acuerdo con las autoridades sanitarias, la sana distancia es una constante tanto en la calle como en el colegio. Se le pedirá que se conserve al menos dos metros de espacio cuando deje a su hijo en la escuela y cuando lo recoja también. Se le recomienda una buena planeación de sus tiempos, para darle a sus niños la atención y cuidado de que necesitan.
  • Es importante que no se compartan los materiales escolares. Se pueden ubicar contenedores individuales con material para cada pequeño, por ejemplo. Todas las actividades que requieran compartir materiales o contacto físico se deben eliminar temporalmente.
  • El uso de tapabocas es obligatorio, y vigilar el estado de salud de su hijo es muy importante, para reportar cualquier cambio en ella oportunamente.
  • Recuerde que esta situación nos ha hecho a todos más vulnerables al estrés y a la ansiedad. Tome tiempo para hablar con sus hijos y también tome tiempo para usted mismo: ¿cómo se organizará para trabajar y que sus hijos tomen clases? ¿usted también podrá ir a su oficina en días alternados? ¿lo puede organizar para que así sea? Hable con sus hijos de la importancia de regresar al salón, pero aún más, de la importancia de tener un cuidado intensivo con su higiene y protección.
  • Una vez que el niño regrese a casa, es altamente recomendable que se desinfecten todos los artículos que llevó a la escuela, como lápices, cuadernos, mochilas, etc. Eso tendrá que hacer usted también si va a una oficina y lleva algunas cosas a casa, como una computadora o libretas. También es importante que los niños lleven a la escuela la menor cantidad posible de objetos de casa. Idealmente, solo algo para cubrirse y, en el caso de los más pequeños, algún juguete o muñeco que les dé tranquilidad.
  • Seguir las recomendaciones de autoridades sanitarias y educativas de cada región.
  • No hay que olvidar que el aislamiento al que nos obligó la pandemia es algo para lo que nadie estaba preparado, y tampoco los niños, que aún no tienen las mismas habilidades psicosociales que los adultos. Sí, ha sido difícil ser maestros de nuestros hijos, pero esto nos ha permitido pasar más tiempo con ellos y valorar el tiempo en familia. La rutina diaria, los momentos de esparcimiento y la comunicación constante son tres elementos que, sin duda, seguirán facilitando el tiempo que se pasa en casa.

(*) Nombre cambiado

Artículos Relacionados