Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Al rescate de los ‘transmilenios’

Las finanzas de los sistemas masivos de transporte en todo el país no pasan por un buen momento. Restricciones de ocupación estarían causando un hueco de $1,8 billones.

Hace solo un par de semanas, los habitantes de Barranquilla y el Área Metropolitana se levantaron con la noticia de que Transmetro (el sistema masivo de transporte de la ciudad) suspendería sus servicios a partir del 15 de julio dada la falta de recursos para su operación.

Sin embargo, el asunto no pasó a mayores, ya que unos días después el Ministerio de Transporte aprobó la creación de una línea de crédito que permitirá suplir el faltante de $70.000 millones que, de acuerdo con los directivos de Transmetro, son necesarios para asegurar su operación.

Aunque Transmetro fue el primer sistema de transporte masivo en “levantar la mano” ante su crítica situación, la situación no es muy distinta en las otras seis ciudades del país que también tienen estos esquemas.

Operación inviable

La pandemia ha puesto en una encrucijada a los sistemas de transporte tipo ‘TransMilenio’ que, según el Dane, movieron a 2.175 millones de pasajeros, el 67% del total de la oferta pública.

Dadas las limitaciones a la ocupación máxima para cada uno de sus buses, la cual es del 35% en las siete ciudades donde operan, estos sistemas deben hacer circular gran parte de su flota para movilizar a una pequeña cantidad de pasajeros.

Una operación inviable para unos sistemas diseñados para ser masivos y que, de acuerdo con Ángela María Orozco, ministra de Transporte, “en las horas pico, antes de la pandemia, llegaban a tener siete personas por metro cuadrado”. Algo que, desde luego, ha quedado en el pasado.

Según los cálculos del Ejecutivo, el déficit de los sistemas masivos de transporte puede llegar a ser de $1,8 billones. Incluso, solo TransMilenio -en Bogotá- podría aquejar un faltante de más de $1 billón.

Precisamente, en el mes de mayo se conoció que Álvaro Rengifo, subgerente económico de TransMilenio S.A. envió una comunicación a la Secretaría Distrital de Hacienda, en la cual señaló que la sostenibilidad financiera del sistema estaría en riesgo dado que lo recursos presupuestos por el Fondo de Estabilización Tarifaria serían insuficientes.

Líneas de crédito, ¿la única salida?

Con el objetivo de aliviar el déficit financiero estos esquemas de transporte, el Gobierno lanzó ayer la línea de crédito directo ‘Compromiso Sistemas Integrados de Transporte Masivo’, los cuales serán otorgados por Findeter, entidad encargada de estudiar cada solicitud y realizar el desembolso sin la intermediación de los bancos.

 

El cupo de la línea de crédito asciende a $645.000 millones de pesos, y serían tomadas por las alcaldías y gobernaciones. Estos entes territoriales deberán usar los recursos para financiar el déficit operacional de los sistemas durante el estado de emergencia por el covid-19.

“Junto con el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Transporte, hemos diseñado esta línea de crédito directo que les permite (a los sistemas integrados de transporte) cubrir los menores ingresos y continuar prestando su servicio», aseguró la presidenta de Findeter, Sandra Gómez Arias.

Artículos Relacionados