Cuatro tipos de jefes que tienen las empresas

Aunque se pueden identificar muchos más, las empresas cuentan con varios tipos de jefes

Aunque muchas veces el jefe es visto con ojos de temor, en muchas oportunidades la mayoría de ellos terminan conformando un excelente equipo en compañía de sus colaboradores.

Con las estructuras sociales cambiando constantemente y los nuevos modelos empresariales, son cada vez menos los jefes demandantes y controladores y más aquellos que trabajan como una red con sus empleados para el beneficio de la compañía

De acuerdo con el docente Alberto Moreno Álvarez, existen algunos tipos de jefes que son fácilmente identificables.

1) Jefe Autoritario: Con él o nada. Es un tipo de jefe, que su principal función es dar  órdenes y que el resto de personas del equipo las cumplan sin preguntarse el porqué de  éstas. Genera un clima laboral negativo y tampoco es capaz de aceptar las críticas para
mejorar.

¿Cómo trabajar con ellos? La paciencia es un arma vital y lo mejor, mantenerle informado de todo lo que él considera importante, para por lo menos, poder desarrollar tu trabajo adecuadamente.

2) Jefe democrático: Todos juntos. Es un tipo de jefe que busca el trabajo colectivo, que les da una importancia alta a las cualidades del equipo a la hora de desarrollar los  proyectos. Busca que las personas colaboren y que las decisiones se tomen en equipo,
favoreciendo con ello un clima laboral participativo.

¿Cómo trabajar con ellos? Mostrar iniciativa, ganas de hacer, es un elemento clave para  ellos. También es positivo dar opiniones constructivas sobre las ideas, pero siempre  después de haber escuchado las argumentaciones. Se debe ser sincero, pero en formato
positivo.

3) Jefe Paternalista: Se preocupa por ti. Es un tipo de jefe que se preocupa por sus  empleados hasta el extremo incluso de ayudarles a resolver problemas que no tienen nada que ver con el trabajo. Puede resultar algo invasivo en la vida privada de las
personas.

¿Cómo trabajar con ellos? Hay que ser amable, demostrarle día tras día tus capacidades  siendo proactivo, no fallándole y tomando iniciativas que valore como un símbolo de  independencia y que signifiquen para el jefe paternalista que la persona ha crecido bajo
su protección.

4) Jefe Carismático. El motivador. Es un tipo de jefe que controla de manera excepcional  la inteligencia emocional, sabiendo en cada momento como apoyarte y desarrollarte o como echarte la bronca de tal manera que salgas reforzado y más motivado.

¿Cómo trabajar con ellos? Debes estar siempre listo para mejorar, evolucionar y hacer  cosas diferentes. Estos responsables valoran especialmente la capacidad de aprender  constante que implica una motivación intrínseca para mejorar y obtener mejores resultados.