¿Cuáles son las habilidades emergentes más demandadas?

La digitalización ha transformado la demanda de talento humano de las empresas. ¿Qué pasará con los trabajos que están en declive?

Photo by rawpixel.com from Pexels

El funcionamiento de los mercados de trabajo está cambiando con la incorporación de innovaciones tecnológicas. A medida que se introducen nuevas tecnologías en el proceso de producción, cambian las tareas que se realizan en una determinada ocupación. Dos ejemplos de ello son los cambios en el sector bancario y la industria de los automóviles.

En el primer caso, la llegada de los cajeros automáticos parecía presagiar el fin de los empleados de banca. Sin embargo, esto no fue así. A medida que más y más oficinas iban incorporando cajeros, los empleados de la banca fueron adoptando nuevas funciones y tareas, pasando de hacer pagos o expedir dinero, a gestionar créditos y portafolios de inversiones para sus clientes.

Lea también: ¿Lo dejará un robot sin trabajo?

En el caso de la industria de los automóviles, su producción se ha transformado radicalmente. De tener cientos de personas en las líneas de producción, ensamblado partes mecánicas, ahora existen robots que integran vehículos de gran complejidad e  ingenieros y trabajadores que supervisan la cadena de valor trasnacional, así como la logística para la entrega de vehículos al  consumidor final. Como resultado, los autos de hoy en día tienen más circuitos y líneas de código que los primeros vehículos enviados al espacio, son producidos en una fracción de tiempo mucho menor, y son relativamente mucho más baratos.

Habilidades en declive

habilidades en declive

En ambas industrias, la bancaria y la automotriz, sigue habiendo personas trabajando e, incluso, en algunos países el empleo en estos sectores es mayor hoy que en el pasado. Los efectos del cambio tecnológico no son nuevos. La evolución de los sectores bancario y automotriz nos recuerda que el cambio tecnológico ocurre, al menos, desde la primera revolución industrial.

Aun cuando crecen las alarmas por la introducción de robots y algoritmos de inteligencia artificial en el trabajo, las tecnologías de la información han irrumpido en el mercado laboral de forma profunda desde hace ya varias décadas. Por ello, la historia reciente ofrece numerosas pistas acerca del efecto que la introducción de la tecnología tiene, y seguirá teniendo, sobre el trabajo.

Lea también: ¿Están listas las empresas para la transformación digital?)

En todas las regiones que componen los países de la OCDE se observa una mayor pérdida de empleo en las ocupaciones más automatizables (como administrativos u operarios de maquinaria). Entre estas ocupaciones, las de carácter manual (como, por ejemplo, operarios y personal de mantenimiento) registran la mayor caída de empleos y salarios respecto a las demás,  producto de la incorporación de máquinas de control numérico y robots en la producción de bienes.

Habilidades más demandadas hoy

habilidades emergentes

 

La demanda de habilidades digitales avanzadas creció, producto de la expansión de las ocupaciones relacionadas con la economía digital. Entre las 20 habilidades que más aumentan en el promedio de los cuatro países, 10 están directamente  relacionadas con el desarrollo de tecnologías.

En orden de importancia, están el manejo de herramientas de desarrollo web y de software, conocimientos de tecnologías de almacenamiento de datos, desarrollo de aplicaciones para móvil, ciclo vital del  desarrollo de sistemas, interacción persona-computadora, prueba de software, inteligencia artificial, computación en la nube y computación científica. Cabe mencionar que el crecimiento en la demanda por habilidades digitales en Brasil parece ser menor a la de los otros tres países.

En ese sentido, se observa un crecimiento importante en la demanda de habilidades digitales creativas, como el desarrollo de juegos y animación, mercadeo digital y graficación por computadora. Este crecimiento es menor en Brasil que en los otros tres países. Por último, también aumentó la demanda para algunas ramas del derecho, como derecho de familia o derecho criminal, impulsado en mayor medida por Brasil y Chile, y de algunas habilidades relacionadas con las ocupaciones médicas, como odontología, radiología, kinesiología, cirugía ortopédica y oftalmología, de nuevo con la excepción de Brasil.