Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Países del G7 deberían ir más rápido en la donación de las vacunas contra el Covid-19, aseguraron activistas

Luego de que estos líderes anunciaran donar a países pobres más de mil millones de dosis, algunas organizaciones aseguraron que el proceso carece de ambición y agilidad para enfrentar la crisis de salud pública en esta naciones.

Foto: Freepik

Los líderes de los países pertenecientes al G7 se reunieron en una cumbre para hablar del tema de la pandemia y las vacunas que esperan donar a las naciones de bajos recursos.

Durante este encuentro, el presidente Joe Biden aseguró que Estados Unidos comprará 500 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer para donarlas a casi 100 naciones que las necesitan con urgencia en la lucha contra esta pandemia. «Es un paso histórico, la mayor compra y donación de vacunas contra por parte de un solo país», indicó.

A su vez, el primer ministro británico, Boris Johnson, informó que espera que los líderes del G7 acepten las donaciones como parte de un plan para vacunar a las casi 8.000 millones de personas en todo el mundo.

Varias organizaciones a favor de la salud y la pobreza, sin embargo, aseguraron que, aunque la iniciativa va por el camino correcto, es también necesario ir más allá de esto y comprender cuáles son los esfuerzos necesarios para enfrentar esta emergencia sanitaria.

«Los nuevos compromisos de Estados Unidos y Reino Unido son un paso en la dirección correcta, pero no van lo suficientemente lejos ni lo suficientemente rápido», dijo Alex Harris, director de relaciones gubernamentales de Wellcome, fundación benéfica sobre ciencia y salud con sede en Londres.

Los mandatarios del G7 indicaron que donarán mil millones de dosis para los países pobres y se comprometieron a enviar cinco millones de dosis antes de septiembre y el resto hasta 2022. Ante esto, Harris aseguró que «lo que el mundo necesita son vacunas ahora, no más tarde».

Según argumentan los activistas, la mayoría de personas necesitan dos dosis y, posiblemente, inyecciones de refuerzo para hacer frente a las variantes emergentes, por lo tanto, «los líderes mundiales deben ir mucho más lejos y mucho más rápido» .

«Si lo mejor que pueden hacer los líderes del G7 es donar mil millones de dosis de vacunas, entonces esta cumbre habrá sido un fracaso», dijo la gerente de políticas de salud de Oxfam, Anna Marriott, y agregó que el mundo necesitaría 11.000 millones de dosis para poner fin a la pandemia.

Con información de Reuters y DW.

Artículos Relacionados