Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


Liderazgo femenino: Factor clave en la transformación cultural de organizaciones sostenibles

Isabel Cristina Martínez Coral, actual vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos del Banco de Bogotá, motiva a las mujeres para que den un paso al frente y se arriesguen a ser parte del cambio.

Publicado: junio 2, 2022, 5:21 pm

Los desafíos que afronta la sociedad en los tiempos modernos están muy bien expresados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 definida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). De ellos, de especial relevancia, es el ODS 5 sobre igualdad de género y empoderamiento de mujeres y niñas, un compromiso que no solo ratifica un derecho fundamental, sino también la generación de un instrumento en favor de la sostenibilidad, el desarrollo y la competitividad del país.

Numerosos estudios exponen los beneficios económicos y sociales que tiene la igualdad de género, en los países y el desarrollo económico global. Por ejemplo, McKinsey Global Institute concluyó que, de cerrarse las brechas de género, se añadirían US$ 28 billones al Producto Interno Bruto mundial en 2025. En este asunto, el Banco de Bogotá es sin duda un ejemplo a seguir que, en cabeza de una de sus grandes líderes, Isabel Cristina Martínez Coral, ha apostado por la diversidad e inclusión, y por el bienestar y crecimiento de cada uno de sus colaboradores.

Isabel es ingeniera Electrónica y Telecomunicaciones, egresada de la Universidad del Cauca, con programa de Negociación de Harvard Law School e Innovacion de Norhwestern; además, es Master en Administración y Finanzas, Máster en Economía de Telecomunicaciones y Especialista en Comunicaciones Móviles. Es una de las pocas mujeres de su promoción y desafió, desde muy temprana edad, estigmas y creencias fundamentadas en las diferencias entre hombres y mujeres. En el transcurso de su carrera profesional ha vivido las brechas de género, cuestionando siempre el por qué las mujeres enfrentan retos adicionales en el ámbito laboral.

Sus experiencias y gran talento han hecho de Isabel Cristina una mujer decidida, con la creencia de que ser un buen profesional no depende del género, sino del tamaño de los impactos positivos que se generen en el entorno y de la capacidad de absorber nuevos conocimientos y desarrollar nuevas habilidades.

  1. ¿Cuáles son los retos más grandes que tenemos como sociedad para lograr la equidad de género?

Tal como consagran los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), consenso global sobre las acciones que deben implementarse a 2030 para impactar positivamente la calidad de vida y el progreso socioeconómico, garantizar una educación incluyente, equitativa y de calidad es el punto de partida para avanzar en dicha dirección, y requisito esencial para lograr que las transformaciones esperadas sean sustanciales y duraderas.

De acuerdo con la Unesco, la desigualdad de género que se presenta en el acceso a la educación es una problemática que afecta, de manera significativa, a un gran número de mujeres alrededor del mundo. El Instituto de Estadística de esa organización indica que 16 millones de niñas nunca asistirán a la escuela, y que las mujeres representan dos tercios de los 750 millones de adultos que carecen de alfabetización.

Esta descripción arroja una idea sobre las dimensiones del reto que enfrentan las sociedades contemporáneas para corregir y superar los efectos de la discriminación que persiste en materia de género. Ahora bien, los avances en el acceso a la educación no garantizan por sí solos que las mujeres cuenten con suficientes oportunidades para alcanzar una inclusión equitativa y productiva en la sociedad. Para ello, es preciso fortalecer las estrategias tendientes a dignificar el rol de la mujer en cada una de las esferas en las que interviene de forma cotidiana.

En el mercado laboral esto se expresa mediante políticas de equidad salarial, procesos de selección y promoción reglados y transparentes, eliminación de sesgos en la provisión de altos cargos, protección frente a todo tipo de acoso, y estímulos para preservar una relación óptima entre maternidad y trabajo. En el país, la igualdad de oportunidades para las mujeres aún se encuentra rezagado; sin embargo, existe una mayor sensibilidad en torno a esta problemática, lo cual resulta esperanzador.

  1. ¿Por qué una empresa debe apostarle a implementar estrategias de equidad de género entre sus colaboradores?

En el mundo corporativo, la equidad de género es, además de un compromiso social, una estrategia encaminada a fortalecer la competitividad. Adoptar principios rigurosos en la selección, retención, y promoción del talento humano, sobre la base de no discriminación, garantiza resultados plenamente satisfactorios para el desarrollo de los objetivos empresariales, y facilita la consolidación de la cultura organizacional. Lo anterior parecería obvio, pero hoy en LATAM, tan solo el 25% de las empresas han implementado algún programa para grupos subrepresentados como las mujeres y solo el 40% están enfocadas en desarrollar procesos de gestión de talento equitativos, lo que evidencia que el sector privado aún tiene un espacio de acción considerable en favor de la equidad. Las iniciativas encaminadas a fomentar la equidad de género se convierten en espacios propicios para la innovación, la co-creación, el liderazgo, el trabajo en equipo, el equilibrio laboral y personal y un “sano” ambiente.

A mayor escala, estas prácticas corporativas logran acentuar el valor social de la meritocracia; difundir principios de justicia, respeto, y pluralidad; madurar comportamientos cívicos y democráticos; e incentivar el crecimiento económico. En suma, cuando una empresa apuesta a la equidad de género está contribuyendo a forjar un mejor país.

  1. ¿Cómo el Banco de Bogotá implementa iniciativas que impulsen la equidad de género dentro de la organización?

Conscientes de las brechas que persisten en materia de género en Colombia, en el Banco de Bogotá definimos una estrategia transversal que impulsa el talento femenino, siendo un factor de cambio y transformación cultural. Como parte de las medidas orientadas a promover la inclusión y equidad de género, diseñamos un nuevo modelo de liderazgo; iniciamos ajustes en nuestra comunicación para hacerla más inclusiva; adoptamos políticas en materia de diversidad, equidad e inclusión (DEI) y creamos la Gerencia de Diversidad e Inclusión como eje formal para movilizar los cambios deseados. En los últimos dos años, pasamos de una participación femenina del 63% en cargos gerenciales al 72%, y del 41% en nivel directivo al 45%.

Empezamos por certificar a nuestros líderes en materia de promoción de la equidad (InclusionES – ACDIVOCA) y diseñar programas tales como la Ruta de Empoderamiento Femenino que ofrece herramientas para potencializar el liderazgo femenino y Mujeres STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) BdB, que busca aumentar la participación femenina en áreas de tecnología. Para ello, apoyamos la educación superior y entrenamiento especializado de mujeres, generamos nuevas oportunidades laborales para que las mujeres contribuyan a nuestro proceso de transformación digital y generamos de manera estructurada espacios para visibilizar su talento. 

Por otra parte, hemos puesto en marcha un programa de formación, identificación y minimización de los sesgos inconscientes en los procesos de selección y reclutamiento; y definido políticas que garantizan que, al menos, una mujer haga parte de las ternas de aspirantes a cargos directivos.

Un frente clave ha sido el conjunto de medidas que hemos adoptado para sumar en la relación óptima entre maternidad y trabajo, un ejemplo es la reincorporación escalonada y trabajo flexible para mujeres que concluyen su licencia de maternidad y la extensión de la licencia de paternidad para promover una responsabilidad más equitativa en los roles parentales. Actualmente, estamos lanzando un nuevo formato de puestos de trabajo para que madres y padres estén acompañados de sus bebes cuando así lo requieran durante su trabajo presencial, al tiempo que cuentan con cuidado profesional para los menores.

Además, convencidos de la importancia del rol de los hombres frente a la equidad de género, hemos diseñado un plan de acompañamiento para que los hombres de la organización, incluido por supuesto el nivel ejecutivo, reciban entrenamiento experto en nuevas masculinidades de tal manera que tengan herramientas para de construir sesgos inconscientes y superar los estereotipos de género, promover un liderazgo inclusivo y asumir un rol activo en la promoción de la equidad en su ámbito laboral y personal.

  1. ¿Cómo el Banco de Bogotá impulsa la generación de oportunidades para jóvenes en áreas de innovación y tecnología?, y ¿cuál es el enfoque de género que ha adoptado?

Somos conscientes de la importancia de generar oportunidades para los jóvenes, lo que, a su vez, impulsa la reactivación económica del país. Con el fin de contribuir a la generación de empleo, implementamos el Programa de Atracción de Talento para las áreas que lideran la transformación digital, que nos permitió ofrecer más de 300 nuevas posiciones de trabajo en 2021, destinadas exclusivamente para jóvenes. Nuestro compromiso es seguir acelerando los proyectos de digitalización y crear un número igual de nuevos empleos este año para esta población. El programa ha sido diseñado para superar rápidamente la curva de aprendizaje, buscando una integración ágil a la cultura organizacional, e incluye un robusto plan de beneficios para el bienestar y desarrollo laboral y personal de los nuevos colaboradores.

Nuestra Universidad Corporativa se reta permanente en diseñar los mejores programas de formación para el talento digital. Es por esto que nos hemos aliado con las mejores plataformas de aprendizaje a nivel mundial y con universidades nacionales e internacionales muy reconocidas, para ofrecer posgrados y programas a la medida para altos potenciales. En el 2021 el 98% de nuestras mujeres STEM se formaron en programación de robots, blockchain, big data, entre otros.

Para promover la empleabilidad de mujeres STEM en el país, hemos creado el ‘Programa para el desarrollo de talento digital, Juan María Robledo’, a través del cual apoyamos a 150 jóvenes mujeres que cursan carreras profesionales o tecnológicas de la industria 4.0. Además de apoyo económico para matrícula y manutención, ofrecemos mentorías diseñadas por nuestros lideres hasta que la carrera finaliza y se inicia la vinculación laboral en nuestra organización.

 

«Adoptar principios rigurosos en la selección, retención, y promoción del talento humano, sobre la base de no discriminación, garantiza resultados plenamente satisfactorios para el desarrollo de los objetivos empresariales, y facilita la consolidación de la cultura organizacional»: Isabel Cristina Martínez Coral, Vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos de Banco de Bogotá.

Por otro lado, continuamos fortaleciendo el “Semillero de talento Joven”, con el que hemos formado integralmente más de 5.800 aprendices SENA del nivel Técnico en Asesoría Comercial y Operaciones de Entidades Financieras, en donde 9 de cada 10 aprendices se han vinculado laboralmente al banco. Hoy el 62% de los gerentes de nuestra red de sucursales bancarias son mujeres.

  1. y, ¿cómo está apoyando el Banco la inclusión financiera de las mujeres?

Los estudios demuestran que las mujeres tienen mejor comportamiento de pago, cuando se endeudan lo hacen con mayor conciencia, y tienen mayor propensión a ahorrar para el futuro. Sin embargo, continúa siendo un segmento subatendido por la banca global.

Para aportar al cierre de la brecha de género, hemos apostado por una cultura organizacional que promueva el desempeño de la mujer y que apoye decididamente su educación e inclusión al mundo laboral.  Con una cultura fortalecida podemos apalancar mucho mejor el diseño de la propuesta de valor.

Nuestro canal especializado de Microfinanzas, con presencia en 770 municipios, ha facilitado la formalización financiera y el desarrollo de negocios de más de 20 mil microempresarios, en su mayoría mujeres, con créditos y servicios financieros pensados en sus necesidades.

Recientemente, lanzamos el programa ‘Mujeres Cambiando la Moda’, para acelerar emprendimientos liderados por mujeres del sistema de moda. Serán 55 mujeres que, además de recibir capacitación especializada, tendrán la oportunidad de visibilizar su talento en Colombiamoda 2022, y contar con productos financieros que hemos diseñado para responder a las particularidades de esta industria. Esperamos replicar estos esfuerzos en otras industrias con impacto en la generación de empleo femenino.

También estamos trabajando en fortalecer mecanismos de abastecimiento y proveeduría inclusiva. Nuestro Programa ‘GeneraciónPro Emprendedores-Proveedores’, incentiva emprendimientos de alto potencial a vincularse como proveedores del banco.

Sabemos que la formación es palanca fundamental para los emprendimientos colombianos. Por esto, nos aliamos con la Escuela Quántica Education para entregar herramientas pedagógicas y mentorías. Del total de los emprendimientos que hemos apoyado, el 79% son liderados por mujeres. Nos enorgullece mucho hacer parte del crecimiento de negocios prósperos que aportan al tejido social del país.

Es así como Isabel Cristina Martínez Coral, actual vicepresidente de Sostenibilidad y Servicios Corporativos del Banco de Bogotá, motiva a las mujeres para que den un paso al frente y se arriesguen a ser parte del cambio. Martínez es consciente que Colombia ha dado grandes pasos en equidad de género, sin embargo, queda un gran camino que recorrer, por eso es enfática en señalar que, se necesita un compromiso real de todos los actores del sector privado y público, para dejar de lado aquellos sesgos y estereotipos que son obstáculos para avanzar a una mejor velocidad en el desarrollo sostenible que necesita el país.

Artículos Relacionados