Registro  /  Login

Portal de Negocios en Colombia


El intraemprendimiento: una forma de cambiar los modelos de negocio de las compañías y acelerar su transformación

Entre los beneficios que ofrece a las organizaciones se destaca la renovación corporativa, la creación de nuevas plataformas de crecimiento, la revalorización del trabajo de los equipos, el aumento de la competitividad, la incorporación de nuevas tecnologías y el continuar siendo relevantes para un mercado dinámico, complejo y cambiante.

Publicado: agosto 1, 2022, 9:33 pm

Tras la crisis desatada por el COVID-19, todas las empresas, incluyendo las más grandes, han evidenciado que son vulnerables a contextos de incertidumbre y que sus negocios pueden acabarse en cualquier momento. Ante esto, todo el ecosistema empresarial se ve obligado a encontrar nuevas alternativas de crecimiento que les genere mayor estabilidad en sus procesos productivos, administrativos y flujo de caja; con el objetivo de convertirse en organizaciones más atractivas, ágiles y preparadas para transformarse y responder a los permanentes desafíos de un entorno volátil, ambiguo, complejo y altamente incierto.

En Colombia, compañías como Nutresa, Alpina, Familia, Nacional de Chocolates, Grupo Éxito, Argos, Postobón o el Grupo Energía Bogotá, y multinacionales como Belcorp, Essisy, Tetrapak y Pepsico, entre muchas otras, han encontraron en el emprendimiento corporativo y, particularmente en el intraemprendimiento, una opción para aprender, crear, innovar, y crecer en un mercado cada vez más competitivo y fragmentado.

Este modelo, cada vez gana más terreno en el mundo corporativo como mecanismo de transformación organizacional, pues tiene como propósito el desarrollar nuevos negocios dentro de la estructura de una compañía existente y establecida, que aporten a su crecimiento gracias a la exploración de otros horizontes de negocio en los cuales sus activos, sus capacidades medulares, sus recursos y sus bases de conocimiento pueden generar valor.

No obstante, las compañías que quieran implementarlo enfrentan desafíos como lograr una transformación cultural hacia modelos operacionales ágiles y flexibles, disponer de capital de riesgo para invertir en proyectos de alta incertidumbre, asignar recursos para trabajar en ideas que no generan ingresos en el corto plazo, establecer mecanismos de medición no financieros para determinar el éxito del proyecto, realizar transformaciones profundas en su arquitectura y modelos operativos, entre otras cosas.

Sin embargo, Sebastián Castrillón, Co-Fundador y CEO de Estratek, resalta que a pesar de estas complejidades, el intraemprendimiento es uno de los mejores vehículos para que las grandes organizaciones puedan trascender y logren crecer de forma exponencial. Así lo hacen startups que rompen con el modelo y desafían a las compañías tradicionales, tal y como hizo  Rappi (vs Éxito), Habi (vs Coninsa), Kavak (vs Los Coches), Nubank (vs Grupo Bolívar) o TUL (vs Homecenter).

Desde la experiencia de Castrillón, desarrollar modelos de intraemprendimiento no solo permite crear nuevos negocios, sino que genera una cultura de innovación al interior de las organizaciones: “Cuando se involucra a los colaboradores en el desarrollo de nuevos proyectos de emprendimiento dentro de su horario laboral, se fomenta el liderazgo, agilismo y la mentalidad emprendedora. En el mismo sentido, la organización puede atraer talento joven o emprendedores que ya tengan experiencia desarrollando soluciones disruptivas para diferentes industrias”, afirma.

En línea de lo anterior, señaló además los cinco beneficios de fomentar la innovación y el emprendimiento dentro de las empresas:

  1. Revalorización del trabajo del colaborador y surgimiento de ideas innovadoras que mejoran la empresa y sus productos o servicios, lo cual estimula la creatividad y el deseo de aportar a la transformación del negocio.
  2. Renovación corporativa y nuevas plataformas de crecimiento gracias a la detección de nuevas oportunidades de negocio en industrias, mercados y territorios inexplorados y tradicionalmente ajenos a la organización, que renuevan el portafolio y rejuvenecen la oferta de valor de la misma.
  3. Transformación digital y tecnológica. Avances rápidos en la transformación tecnológica y digital de la compañía hacia la cuarta revolución industrial que la hacen más competitiva, eficiente y relevante en el nuevo mundo.
  4. Atractividad de la empresa ante el ecosistema. Mayor satisfacción y autorrealización de los empleados y mejora de la imagen de la empresa tanto al interior de los equipos de trabajo como hacia el exterior, de cara, por un lado, a la atracción de nuevo talento que se ve seducido por una organización moderna y emprendedora, y, por otro lado, de cara a inversionistas que ven una empresa que le apuesta a la innovación.
  5. Transformación cultural y aprendizaje Mayor capacidad de aprendizaje y desarrollo de conocimiento, capacidades y habilidades gracias a la permanente cultura de experimentación que se adopta, de manera transversal, en todos los equipos y procesos de la compañía, haciéndola más ágil, flexible y resiliente ante la hostilidad del entorno.

De acuerdo con el CEO de Estratek, una de las piezas claves de todo este rompecabezas es el emprendedor, y por ende, hay que aprender a reconocerlos dentro del ambiente empresarial para potenciarlo.

“Pero cuidado –advierte–no se trata de llenar la agenda de los colaboradores con talleres de innovación que no generan valor tangible ni trascienden más allá de una presentación en PowerPoint o un PDF bonito, sino de pasar de la teoría a la acción; y para ello es necesario entender que un intraemprendimiento o startup corporativa (como también se le llama) requiere de inversión de recursos y de un súper equipo dedicado exclusivamente a emprender y aprender haciendo”.

Esta compañía, que lleva más de 10 años en el mercado apoyando a las más grandes  compañías colombianas en la operación de aproximadamente 30 startups corporativas en 18 industrias, se convirtió en actor relevante del  ecosistema en Colombia, debido al uso de sus herramientas, equipos, creación de metodologías de trabajo y proyectos.

Incluso, a través del intraemprendimiento, Estratek logró que en 2021  estas empresas tuvieran un acumulado de facturación de más de 38,5 millones de dólares.

Lo cierto es que la cultura del intraemprendimiento consigue cada día más adeptos en Latinoamérica debido a sus beneficios. Y hoy, Chile, Brasil, México y Colombia son los países en donde más se adoptan modelos de este tipo a la estrategia corporativa de las organizaciones, ya que les permite ser más relevantes, adaptarse a las nuevas tendencias y volverse más competitivas.

Artículos Relacionados