Consumidores desafían las marcas tradicionales

En un mercado que cada vez más demanda flexibilidad, agilidad y calidad, las marcas deben actualizarse y estar atentas a lo que sus clientes necesitan.

28 de marzo de 2019

En el área de mercadeo siempre se habla de escuchar al cliente, pero ¿qué tan bien hacen las marcas esta labor? Algunas se han mantenido en el tiempo gracias a su actualización en tendencias del mercado; en cambio, otras han pasado a un segundo plano de preferencia por no ofrecer lo que los consumidores están buscando.

Aunque los gustos no han cambiado y los productos preferidos siguen siendo los mismos, la manera de obtenerlos sí ha evolucionado. “Hoy en día, el tiempo es valioso para los consumidores y lo que más están buscando son métodos para tener mayor tiempo y ahorrar energía; por eso buscan marcas que les solucionen su día para evitar perder tiempo en traslados”, dice Leticia Navarro, VP Client Manager de Kantar Millward Brown.

La hiperconectividad es el fenómeno al que se están enfrentando las marcas. Las personas no solo tienen un celular, a veces cuentan con dos, más tabletas, computadores o todo tipo de dispositivos para acceder a la información y enterarse de lo que está sucediendo en el mundo, lo que los hace ser consumidores más conscientes e informados.

En este momento, el consumidor todo lo sabe, tiene conocimiento de ecología, bienestar, salud, ingredientes y tendencias en alimentación, todo esto hace que ese consumidor se convierta en un reto de conquista para las marcas porque son más exigentes, y valoran con mayor criterio las posturas de las compañías frente a temas como el medio ambiente y salud.

“Estamos en un nuevo mundo que está cambiando a nivel exponencial y Consumidores desafían las marcas tradicionales no estamos logrando absorber toda la información. Las personas están durmiendo menos, lo último que revisan es el celular, y están consumiendo más y más información”, agrega Navarro.

La lealtad a las marcas ya no existe. Este es un punto de comodidad que han perdido las empresas, que gracias a su posicionamiento tenían un gran número de seguidores y compradores, por lo cual quitarles esa posición tardaba mucho tiempo.

Los ‘discounters’, por ejemplo, y el acceso a más opciones han hecho que el consumidor de hoy pierda la fidelidad a las marcas. “Hoy, las personas necesitan entender cuál es la propuesta de valor genuina y clara de las marcas para saber por qué estarían dispuestas a pagar por eso, de lo contrario, se inclinan por una opción mucho más económica”, añade Leticia Navarro.

Según cifras de Kantar World Panel, hoy en día solo 49% de las personas dicen: “cuando encuentro una marca que me gusta soy leal a ella”, y esta es una cifra que año tras año viene disminuyendo. La presión de optimizar el tiempo, el estrés que hoy es cada vez más intenso y la soledad son características en la toma de decisiones de los nuevos consumidores.

Las marcas se están enfrentando a un consumidor más exigente: los millennials y centennials tienen un punto de vista claro sobre las marcas, de las que exigen saber cuál es su posición, cómo están viendo el mundo y, a partir de una variedad de factores, allí sí decidir por qué comprar una marca en vez de otras.

“Los nuevos consumidores quieren las marcas y las valoran, aunque no guarden la fidelidad de antes, pero también valoran el tiempo y la energía que implica para ellos adquirirlas. A partir de esta necesidad es donde se ve cómo van fluyendo y naciendo todas las nuevas propuestas como startups que les van solucionando la vida a las personas y se convierten en un éxito”, dice la VP Client Manager de Kantar Millward Brown.

Tendencias en Colombia

1- Premium. A la gente ya no le está importando tanto el estatus, como la marca premium, el lujo, sino los beneficios funcionales emocionales y las experiencias. Más que estatus, los consumidores buscan tener nuevas historias para compartir en sus círculos y experiencias diferentes.

2- Bienestar. El consumidor ahora ve el valor del bienestar desde una perspectiva más holística. Esta es una necesidad emergente, donde el consumidor busca articular su salud física y mental así como su imagen.

3 – Flow. Se le denomina a la tendencia que es la que intenta que todo fluya naturalmente con el día a día de las personas. Esta necesidad de los consumidores está centrada en eficiencia, accesibilidad y flexibilidad de los productos, servicios y espacios que usan. 4 – Simplicity. Son deseos que circulan alrededor de minimizar la complejidad de la vida tomando decisiones menos agotadoras y encontrando soluciones que anticipen sus necesidades.

Fuente: Kantar Consulting.