¿Se avecina una recesión mundial? Mercados anticipan que sí…

Mientras las bolsas en Estados Unidos y Europa se tiñen de rojo, la economía mundial parece aproximarse a una recesión. Débiles datos económicos en China, una caída de la economía alemana y la crisis argentina confirman que la situación está empeorando.

Los mercados internacionales registraron ayer una jornada agitada, movidos por los débiles resultados económicos de Alemania, cuya economía se contrajo 0,1% entre abril y junio, y por la sorpresa negativa de China, cuya producción industrial se desaceleró de 6.3% a 4.8%, en el tercer trimestre, por debajo de las expectativas del mercado (6.0%).

La reacción de los mercados no se hizo esperar. En Wall Street, los principales índices, Dow Jones y Nasdaq, cerraron con una baja de 3% cada uno y el S&P 500 cayó 2.9%. En Europa, los nubarrones económicos arrastraron las bolsas y los inversionistas se refugiaron en el mercado de deuda, considerado como uno de los más seguros.

Según El País, de España, con este movimiento llevaron las rentabilidades del bono de Alemania y EE UU a mínimos e incluso negativos. Por ejemplo, el bund alemán ya ofrece un interés del -0,65%, lo cual también ocurre con los papeles franceses y los del Reino Unido a 10 años que cayeron cinco puntos al 0,44%. Por su parte, el rendimiento del bono español cayó al 0,14%, con la prima de riesgo en 79 puntos básicos.

“El miedo a la recesión global, fundamentado en la guerra comercial y avivado hoy por los datos económicos en China y Alemania, está detrás de la oleada vendedora”, explicó por su parte el diario español Cinco Días.

A pesar de ello, un análisis del Banco de Bogotá señala que técnicamente la economía alemana no se encuentra en recesión, ya que ésta implica dos trimestres consecutivos en contracción. “Alemania aún no presenta una recesión, aunque está cerca de ello por cuenta de la menor demanda externa y el debilitamiento de su industria”, explica.

“La perspectiva de corto y mediano plazo de la economía global nuevamente se opacó, generando otro episodio de aversión al riesgo”, agrega al señalar que, en medio de este episodio, emergió una nueva alerta de recesión por el comportamiento de la curva de rendimiento de los bonos en el tramo entre 10 y 2 años.

“Esta pendiente negativa se suma a la observada para otros tramos en sesiones anteriores, es decir, cada vez más se refuerza la idea de una caía en el crecimiento norteamericano”.

A lo anterior hay que agregar la desaceleración de las ventas minoristas de 9.8% a 7.6%, frente a una previsión de 8.6%.

“Así, la desaceleración de la economía mundial continuaría materializándose en la segunda mitad del año, con un ritmo que podría ser aún más preocupante si persiste la consolidación de riesgos bajistas, como en efecto se han consolidado recientemente”.

En Colombia, el Dane revelará hoy el crecimiento del segundo trimestre del año. Según un análisis de Bancolombia, la actividad económica habría perdido tracción, por lo cual el crecimiento rondaría el 2,6%.

“Las cifras del primer cuarto del año describieron un contexto menos dinámico de lo esperado y en este momento la expectativa para el trimestre que acaba de culminar gira en torno a la perspectiva de estabilidad del crecimiento o incluso a la posibilidad de un resultado menos favorable”, explica el análisis.

En Colombia, el dólar cerró ayer con una ganancia de $41,96 y un precio promedio de $3.449,71 con el que empezará la jornada de hoy.