Pymes y sus errores en la gestión humana

Las pequeñas y medianas empresas tienen grandes desafíos, porque no cuentan con un área especializada en el manejo del talento humano.

La gente es el motor de una compañía. las grandes empresas cuentan con áreas de gestión humana cuya labor, además de enfocarse en el bienestar de los colaboradores, está orientada a la selección de personas que estén alineadas con la estrategia de la organización. Pero, ¿cómo manejan las pymes el talento humano y cuáles son los mayores errores que cometen?

No es fácil dar conti- nuidad a una empresa si no se cuenta con las personas calificadas e identificadas  con la misión y la visión. En un principio, es normal que los gerentes generales tengan a cargo todas las funciones: finanzas, inver- siones, nuevas alianzas y hasta la contratación de personal, pero es necesario que todo el equipo, por más pequeño que sea, esté empoderado de la importante función de seleccionar el mejor talento.

“Las personas que están a cargo de la gestión de las Pymes deben entender que seguramente ellos son los principales gestores de su equipo de recursos huma nos y tienen que empoderarse fuertemente en ese proceso”, dice Juan Car- los Álvarez, Vicepresidente de la Junta Directiva de ACRIP Bogotá.

Según un estudio de Workday, el 53% de los CEOs ven la falta de competencias clave en su talento humano como una limitación importante, en un mercado que hoy exige que los colaboradores cuenten con las habilidades y destrezas para afrontar nuevos retos.

“El mayor desafío al que se enfrenta una pyme en términos de administración del recurso humano es garantizar el talento correcto que necesita para desarrollar su negocio”, dice Juan Carlos Álvarez.

Suele pensarse que como no hay un área destinada a la administración del talento humano no hay necesidad de tener procesos o entender que los temas relacionados con las personas son parte de la estrategia del negocio; estas definitivamente lo son, y deben tener una atención detallada, así el equipo de selección lo conforme una sola persona, o el mismo gerente general sea el encargado de esta labor.

“Dentro de su estrategia de negocio hay que posicionar la gestión del talento como algo fundamental, independien- temente de que no se tenga un área de recursos humanos, o que no sea robusta”, dice Álvarez.

Las personas siempre serán lo más importante, por eso, la gestión y admi- nistración de las mismas tiene valor y en una pyme resulta fundamental el empo- deramiento de los líderes como gestores de personas. “Siempre se debe pensar en el talento y tener un área que lo gestione, o por lo menos una persona que esté pensando en cómo gerenciar el talento en la organización”, añade el directivo.

Por otra parte, Álvarez enfatiza en que destinar recursos y capital humano a la selección cuidadosa de personas nunca debe verse como un gasto sino como una inversión para lograr equipos de trabajo sólidos e identificados con la cultura organizacional y con el enfoque de la compañía.

“Mi recomendación a las pymes es que siempre tengan una dimensión de personas en la estrategia del negocio, y que por pequeña que sea el área haya una persona pensando en la gestión del talento en la organización, porque así se va a propiciar el crecimiento”, concluye.