46% de las empresas tienen una política de equidad de género

Las organizaciones privadas aún tienen un amplio camino por avanzar en términos de equidad de género, en especial en lo que concierne a Gestión de objetivos (41,6) y Cultura organizacional (43,8%).

Se siguen presentando diferencias en la relevancia que la empresa multinacional le otorga a la estrategia de equidad de género frente a la empresa nacional.

30 de julio de 2018

En esta cuarta edición del Ranking de Equidad de Género de las Organizaciones-PAR en Colombia, se incrementó en un 20% la participación de empresas y organizaciones, se incluyó una categoría especial para PYMES y se mantuvieron las categorías público y privadas ya existentes.

Este ranking PAR mide desde el 2015 a organizaciones en Colombia y Perú con respecto a las buenas prácticas que han adoptado para avanzar en equidad de género y ha contado con la participación de más de 400 organizaciones que ya se han medido. En el 2018 se sumó a la lista de países que hacen parte del Ranking PAR, México.

En Colombia esta iniciativa se lleva a cabo como resultado de la alianza entre la firma consultora Aequales, la Secretaría Distrital de la Mujer y El Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), que trabajan conjuntamente para lograr reducir las brechas de género en las organizaciones públicas y privadas.

“Es muy importante resaltar que en los cuatro capítulos del Ranking (Estructura y cultura organizacional, gestión de objetivos y estrategia gestión de talento) todas las empresas tuvieron significativos avances en equidad de género. Vemos con orgullo como el Ranking PAR se ha convertido en el movimiento de empresas por la equidad de género más grande de Colombia, trayendo importantes beneficios a las empresas, pero sobre todo al empoderamiento de las mujeres y a la sociedad” destacó María Adelaida Perdomo, CEO Aequales

A su vez Angela Ánzola, Secretaria Distrital de la Mujer resaltó que “En Colombia, en el sector público se ha avanzado al respecto, gracias a la denominada Ley de Cuotas, como mecanismo para romper el techo de cristal, pues hay obligación legal de mantener una cuota de género de al menos el 30% en los distintos cargos directivos. En la Alcaldía Mayor de Bogotá tenemos un gabinete paritario, el 48% de los cargos de máximo nivel decisorio son ocupados por mujeres. Por su parte, a escala nacional, a partir del 7 de agosto, tendremos por primera vez una mujer vicepresidenta elegida por la ciudadanía en las urnas, lo cual abre nuevos caminos para el liderazgo político femenino; cada vez más se valida nuestro derecho a la participación y representación con equidad”.

Principales hallazgos

  • Las organizaciones privadas aún tienen un amplio camino por avanzar en términos de equidad de género, en especial en lo que concierne a Gestión de objetivos (41,6) y Cultura organizacional (43,8%)
  • Se siguen presentando diferencias en la relevancia que la empresa multinacional le otorga a la estrategia de equidad de género frente a la empresa nacional. Mientras que 2 de cada 3 empresas de origen transnacional tiene una política de equidad de género y/o diversidad, en el caso de empresas de origen nacional solo 1 de cada 3 organizaciones cuenta con ésta.
  • Se mantiene el Techo de Cristal: En Colombia las juntas directivas se componen mayoritariamente por hombres, tan solo el 30,4% de las posiciones las sostienen mujeres. Similarmente, al tener en cuenta las organizaciones que reportaron una única persona en primer nivel (CEO y/o Presidencia o Individuo de más alto nivel en la organización) se observa que estas posiciones las tienen mayoritariamente hombres (80,3%).
  • Las mujeres ocupan un 32% de las posiciones de liderazgo (promedio para primer nivel, segundo nivel y juntas directivas).
  • La brecha salarial se amplía en los niveles organizacionales más altos. En segundo nivel, en los casos donde la brecha salarial está a favor de los hombres, ellos ganan en promedio 32.5% más que las mujeres.
  • La inversión de las empresas en equidad de género internamente aumentó de 39% a 50% de 2017 a 2018.
  • Dentro de las buenas prácticas que se han implementado en las organizaciones más equitativas están: incluir a los hombres en la construcción de la equidad de género y/o diversidad, tales como programas de nuevas masculinidades (35%) o crear programas de liderazgo femenino (39%).