Alteración al orden del comercio global y al mundo emergente

Los recientes eventos políticos han afectado el comercio global, así lo analiza Protección

Las recientes medidas proteccionistas promovidas por el Presidente Donald Trump representan una amenaza el orden del comercio global, al buen dinamismo económico global y en particular al futuro del mundo emergente. Por ahora, no es claro el alcance ni la duración de las medidas, lo que hace difícil establecer la posible respuesta de los países directamente afectados como China pero ya suenan algunas posibles reacciones que serían el inicio de un proceso que finalmente desfavorable para todos. En la semana, el mercado accionario global registró recuperación, liderado principalmente por los Estados Unidos y otras economías desarrolladas, tras una lectura favorable de empleo con menores presiones en los salarios. En Colombia, la inflación de febrero aumenta la probabilidad de un nuevo recorte en la tasa de intervención.

En febrero, el mercado accionario global reaccionó a la baja ante la expectativa de un posible recalentamiento de la economía de los Estados Unidos y de una mayor respuesta de incrementos en la tasa de interés por parte de la Reserva Federal. Sin embargo, las cifras del mercado laboral de febrero le han dado un compás de espera a esta postura, lo que ha motivado nuevamente al mercado accionario al alza. En febrero, la tasa de desempleo se ubicó en 4.1%, mostrando que la economía se acerca a su tasa de pleno empleo, lo que exhibiría una desaceleración en la creación de empleo en la medida en que este converge a dicha tasa. Contrario a lo anterior, en el mes se crearon 313 mil nuevos puestos de trabajo en los Estados Unidos, superior a lo esperado por el consenso de los analistas del mercado (205 mil). Adicionalmente, los ingresos promedio por hora se incrementaron 0.1% en el mes, lo que llevó la medida anualizada a 2.6%, inferior a lo registrado en enero (2.9%). Lo anterior envió un mensaje de menores presiones en la inflación, lo que abre la posibilidad que los mayores incrementos en tasas de interés podrían registrarse en 2019 y no en 2018. Por otra parte, el índice de manufacturas ISM logró en enero 106 meses consecutivos de expansión alcanzando 60.8 unidades, superior a lo esperado por el consenso del mercado (58.7).

Por otra parte, uno de los temas económicos más importantes de las últimas dos semanas tiene que ver con el comercio internacional. El anuncio de incremento en las tarifas de importación en los Estados Unidos al acero (25%) y al aluminio (10%) representan una amenaza al orden del comercio global. Si bien el peso de este tipo de importaciones es del 2% ó 0.2% del Producto Interno Bruto de los Estados Unidos, preocupa que sea el inicio de otras medidas anti globalización. Tras el anuncio, el asesor económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, anunció el 6 de marzo su renuncia, lo cual generó incertidumbre entre los agentes del mercado quienes veían en Cohn una garantía de los temas económicos de la administración Trump.

Esto es de la mayor importancia debido a la expectativa frente a los mercados emergentes porque controles y restricciones para países como China podrían traer medidas no solo de este país sino por ejemplo de Europa. Lo anterior también podría tener un impacto en Colombia vía el menor precio de las materias primas si estos efectos generan una desaceleración de la industria china. Precisamente, a comienzos de la semana anterior se publicó que en febrero, el índice PMI de China se ubicó en 50.3 unidades, inferior a lo registrado en enero (51.3) e inferior a lo esperado por el consenso de los analistas (51.1) y muy cerca del límite de expansión (mayor a 50 unidades).

En Europa, las cifras de crecimiento confirmaron el optimismo de la economía y la buena expectativa para 2019. La más reciente revisión del Producto Interno Bruto mostró que la economía europea registró un incremento de 2.7% en el cuarto trimestre de 2017. En el corto plazo, la inestabilidad política en Italia y la falta de avances del Brexit generan incertidumbre pero poco a poco los inversionistas miran un poco más lo fundamental. En su más reciente comunicado el Banco Central Europeo (BCE) avanzó en ir lentamente saliendo del modo de crisis. Si bien el banco central dejó la tasa de interés inalterada en 0%, retiró de su comunicado el lenguaje en el que se había prometido aumentar las medidas de estímulo económico nuevamente “si la perspectiva se vuelve menos favorable”. Al reemplazar esta frase que estaba en el comunicado desde finales de 2016, el banco central está señalando que la economía no está en riesgo inminente. Sin embargo, el Presidente del BCE, Mario Dragui, ha manifestado su preocupación frente a las tensiones relacionadas con el comercio internacional. Las medidas recientes al acero y el aluminio advierten de controles adicionales que podría adoptar los Estados Unidos como por ejemplo a los vehículos europeos. Europa en respuesta podría imponer sanciones a bienes estadounidenses como el Bourbon y motocicletas Harley Davidson. A la larga, el efecto podría ser una mayor inflación y menor actividad económica en estas economías.

En Japón, la Junta Directiva del Banco Central (BoJ), en una votación 8-1, decidió dejar la tasa de interés en -0.1% y continuar con su política de compra de bonos con el objetivo de dejar la tasa de los títulos a 10 años cerca de 0%. El presidente del Banco Central, Harahiko Kuroda, señaló que la economía continuó expandiéndose moderadamente y confía que las exportaciones continuarán su buen dinamismo y que la inflación seguirá en su camino hacia el 2%. Ante la especulación de los agentes del mercado, el señor Kuroda señaló que puede actuar si es necesario y al igual que su par en Europa, señaló acerca de los riesgos de las recientes medidas adelantadas por Donald Trump.

En Colombia, la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 0.71% en febrero, inferior a lo registrado en el mismo mes de 2017 (1.01%). Con esto, la inflación anual pasó de 3.68% en enero a 3.37%, en el rango meta del Banco de la República (2% – 4%) e inferior a lo observado en febrero de 2017 (5.18%). El grupo de Alimentos y educación fueron los grupos con mayor ajuste a la baja en el mes. Todas las medidas de inflación básica disminuyeron frente a lo registrado en enero y solo la medida de regulados mostró incrementos en la medida anualizada. De tal forma, pensamos que la probabilidad de un recorte adicional en la tasa de intervención en Colombia va en aumento.

Esta semana los agentes del mercado estarán atentos en los Estados Unidos a la publicación de ventas al por menor, cifras del mercado de vivienda y en especial a los datos de confianza del consumidor. En Colombia, esperamos que los resultados electorales le den mayor tranquilidad al mercado y que las cifras de ventas al por menor y producción industrial de enero ratifiquen el lento inicio de 2018. Consideramos posible un ajuste a la baja en las expectativas de crecimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reporte de abril tras la dinámica económica y los posibles impactos de las medidas de ataque al orden del comercio global y al mundo emergente.

Por:  Felipe Herrera Rojas,vicepresidente de Inversiones de Protección